El Foro Social Mundial ha celebrado su 20º edición de forma virtual, contando con la participación de USO. Del encuentro con los sindicatos ha surgido la convocatoria de una movilización paralela y alternativa al próximo Foro Económico Mundial. Este tendrá lugar en Singapur el próximo mes de mayo.

Movilizarnos por nuestros derechos

Venimos de décadas de hegemonía de una narrativa individualista, antiderechos y antisindical. Este individualismo está originando más sufrimiento a nivel mundial y nos está conduciendo hacia la destrucción de los recursos, la riqueza ambiental y las condiciones de vida dignas para todos. La expansión de la especulación financiera en detrimento de la economía real trajo consigo la pérdida de millones de puestos de trabajo.

La crisis sanitaria, social y económica que estamos viviendo debería ser una oportunidad para revertir esta narrativa y emprender un cambio de dirección en las políticas económicas que han demostrado su fracaso.

Como forma de mostrar que desde el sindicalismo internacional apostamos por otra economía, y retomando el espíritu originario del Foro Social Mundial, los sindicatos proponemos una movilización alternativa y paralela al próximo Foro Económico Mundial del próximo mayo.

Entre las principales reivindicaciones está la necesidad de respuestas de emergencia para proteger a los trabajadores y garantizar un trabajo decente; acuerdos marco globales eficientes y basados en las normas de la OIT y en los derechos como la organización sindical y la negociación colectiva, que pongan fin a la vulneración de derechos humanos en las cadenas de suministros; el reconocimiento de los trabajos esenciales, a menudo no remunerado o mal remunerado, como el cuidado de las personas, o la protección de las personas migrantes, entre otros.

20º edición del Foro Social Mundial

El Foro Social Mundial surgió en 2001 por organizaciones y movimientos sociales que se movilizaron para un encuentro en Porto Alegre, como forma de contraponerse al neoliberalismo que representa el Foro Económico Mundial. Desde las primeras ediciones del Foro Social Mundial celebradas en Porto Alegre, este ha recorrido el mundo con eventos en Mumbai, Caracas, Nairobi, Túnez o Montreal. El espacio que representa el Foro simboliza la unión de diferentes movimientos por una globalización alternativa, que sitúe los derechos humanos en primer lugar.

Este año, marcado por la pandemia, el Foro ha tenido que llevarse a cabo de forma virtual. Esto no ha impedido la celebración de diversos talleres, charlas y conferencias que han servido de punto de encuentro entre distintas organizaciones del ámbito sindical, ecologista, indígena, etc. Dos de estas actividades han sido organizadas por la Confederación Sindical Internacional (CSI), en la que está integrada USO, y han girado en torno al nuevo contrato social y la transición justa como únicas formas posibles para salir de esta crisis situando en primer lugar la recuperación de las personas.

Aunque la crisis sanitaria no es lo único que está marcando la política internacional. También hay que añadirle situaciones precedentes de crisis en el ámbito político multilateral, como puede ser el debilitamiento de instituciones internacionales como la ONU o la OMC o, a nivel regional, la crisis de gobierno en la UE o la desintegración de UNASUR. Todo esto está exponiendo las costuras del sistema de forma más evidente aún, mostrando la falta de protección social a nivel mundial, especialmente de las mujeres, los jóvenes, migrantes o las minorías o grupos marginados.

Además, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el total de horas de trabajo será un 10,5% menor que antes de la crisis causada por el covid-19, lo que equivale a 305 millones de empleos formales en periodo integral. A esto hay que sumarle el aumento de la precarización laboral y la retirada de derechos sociales.

A %d blogueros les gusta esto: