USO ha participado activamente en el seminario internacional EZA sobre seguridad y salud en el trabajo

USO ha participado activamente en el seminario internacional EZA sobre seguridad y salud en el trabajo

La ciudad de Bilbao ha acogido un nuevo seminario EZA en el que bajo el título “Seguridad y la salud en el trabajo: lugares de trabajo europeos más saludables, seguros y productivos” se han abordado las distintas acciones llevadas a cabo desde los sindicatos europeos.

USO ha participado en esta cita formativa organizada por el Centro Español y Europeo de Asuntos de los Trabajadores (CEAT y EZA), con intervenciones en las mesas y ponencias.

Este seminario EZA ha contado también con la intervención de Marta Urrutia, gerente de Promociones Corporativas-Unidad de Comunicación y Promoción de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA), cuya sede se encuentra en Bilbao.

Esta Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo (EU-OSHA) ha puesto en marcha su campaña 2020-2022 “Trabajos saludables: relajemos las cargas”. Centrada en los trastornos musculoesqueléticos relacionados con el trabajo, incluye un programa de eventos y actividades destinados a aumentar la sensibilización sobre un problema que afecta a millones de trabajadores en toda Europa.

Cultura preventiva y el Comité de Seguridad y Salud

Tomás Pérez Valdivielso, secretario general de la Federación de Servicios de LSB-USO Euskadi, participó en la mesa redonda con representantes sindicales de distintos países europeos para debatir y trabajar sobre la “cultura preventiva”. Consideramos cultura preventiva al conjunto de actitudes y creencias positivas, compartidas por todos en la empresa sobre salud, riesgos, accidentes, enfermedades y medidas preventivas. También podemos definirla en un sentido más amplio como la actitud proactiva, en las empresas, en las familias, en las comunidades, etc.. Debe ser un compromiso por la seguridad y la promoción de la salud a todos los niveles.

En el marco de este seminario EZA, José Luis Fernández Santillana, director del Gabinete de Estudios de USO, realizó la ponencia “El Comité de Seguridad y Salud en las actuaciones preventivas de la empresa”. En ella desgranó la enorme importancia de este comité en los centros de trabajo para un buen desarrollo de las tareas de seguridad y salud.

La ventilación como medida preventiva frente al coronavirus en los centros de trabajo

La ventilación como medida preventiva frente al coronavirus en los centros de trabajo

La ventilación se ha convertido en la principal medida preventiva frente a la transmisión del coronavirus en los centros de trabajo. Por ello, el INSST ha publicado un documento en el que recoge los conceptos básicos de ventilación y que os resumimos a continuación.

Aerosoles en entornos laborales

Un aerosol es una suspensión de partículas sólidas o líquidas en un medio gaseoso, generalmente el aire, que, debido a su pequeño tamaño y bajo peso, pueden mantenerse en suspensión en el aire.

Un bioaerosol es un aerosol cuyas partículas tienen su origen en fuentes biológicas, vivas o muertas, como virus, protozoos, bacterias, hongos, algas, plantas, animales y fragmentos o productos derivados de los mismo.

En entornos laborales proceden de:

  • El aire exterior. Entran a través de puertas y ventanas o a través de los sistemas de ventilación y climatización, como esporas, fragmentos fúngicos, polen o bacterias ambientales.
  • Los materiales de construcción y del mobiliario del propio edificio, favorecidos por condiciones ambientales de alta humedad, temperatura y suciedad o material orgánico.
  • La presencia y actividad humana. Toda persona genera y expulsa gotitas al toser, estornudar o hablar, siendo esta la principal fuente de infección de SARS-CoV-2.

Estas transmisiones ocurren normalmente en espacios cerrados y con una ventilación inadecuada, donde las personas permanecen por un periodo de tiempo largo: desde 30 minutos a varias horas. Por tanto, el riesgo de exposición de los trabajadores a los aerosoles vendrá condicionado por el tamaño de los mismos. En gran medida es el diámetro aerodinámico de la partícula lo que determinará el tiempo que los aerosoles pueden mantenerse en suspensión, pudiendo darse exposiciones a corta o a larga distancia.

Ventilación en espacios cerrados

La ventilación es el proceso de renovación de aire de un local, es decir, consiste en proporcionar aire limpio exterior a un edificio o una habitación. El aporte de aire exterior es esencial para sanear el aire que se respira en un local y diluir los contaminantes que se originan.

Para que la ventilación sea eficaz, es necesario que la cantidad de aire limpio aportado sea adecuada y que ese flujo se distribuya de manera eficiente por todo el local, de manera que los contaminantes generados en las distintas partes del recinto se evacúen eficazmente. Una medida utilizada como indicador de la calidad del aire interior es emplear el nivel de la concentración de CO₂, ya que éste es un buen indicador de las emisiones de bioefluentes humanos.

La ventilación natural es aquella que se consigue por medios no mecánicos aprovechando las diferencias de presión que genera un gradiente, bien por temperatura, bien por acción del viento. La ventilación mecánica, por el contrario, controla las entradas y las salidas de aire permitiendo controlar el caudal introducido, aunque su instalación y mantenimiento sean más costosos. En el caso de que exista ventilación mecánica, se recomienda realizar regularmente una ventilación natural.

Filtración del aire si no es posible o suficiente la ventilación natural frente al coronavirus

Donde la ventilación natural no es suficiente, se debe optar por un tratamiento del aire que tenga como objetivo la eliminación o reducción de la concentración de las partículas presentes en el ambiente interior susceptibles de contener el virus. No recomiendan los sistemas de purificación que realizan sobre el aire un tratamiento fisicoquímico.

El sistema más eficaz para reducir las partículas presentes en el aire que puedan contener el virus es la filtración. Este proceso consiste en hacer pasar el aire susceptible de estar contaminado por un filtro, que retendrá las partículas contaminantes devolviendo el aire purificado. El filtro únicamente retendrá las partículas líquidas o sólidas en suspensión, y no los gases, por lo que no afectará al nivel de CO₂ presente.

A pesar de la importancia de la ventilación y la filtración para contribuir a disminuir la transmisión del coronavirus, estas medidas no son eficaces si la fuente de infección está demasiado cerca. Es decir, la ventilación no sustituye o exime del cumplimiento de las otras medidas de prevención como:

  • Utilizar mascarilla.
  • Minimizar el contacto entre personas, manteniendo una distancia de seguridad de, al menos, 1,5 metros.
  • Higiene de manos adecuada: con agua y jabón o gel hidroalcohólico.
  • Evitar el uso compartido de objetos, herramientas o equipos.
  • Evitar o reducir el tiempo de estancia en espacios cerrados, congestionados o que entrañen riesgo de contactos cercanos.
  • Limpiar y desinfectar habitualmente las superficies, los equipos y las herramientas de uso frecuente.
USO se reitera en la obligación de volver a evaluar el riesgo de contagio por transmisión de aerosoles

USO se reitera en la obligación de volver a evaluar el riesgo de contagio por transmisión de aerosoles

La medición directa de las concentraciones de aerosoles ha demostrado ser técnicamente difícil. Para facilitar esta medición se ha publicado un estudio en el que proponen el uso de contadores de partículas portátiles como un método novedoso y de fácil aplicación para cuantificar las concentraciones de aerosoles en espacios cerrados.

Desde USO solicitamos que tanto el Ministerio de Sanidad y como el INSST consideren y validen este método para evaluar la ventilación de los espacios cerrados, especialmente en entornos hospitalarios y de odontología, donde la producción de aerosoles es común y, por tanto, incluyan la obligación de evaluar conforme a este método para reducir los contagios. En el mismo sentido, se deberían incluir las mediciones realizadas de las concentraciones de aerosoles, del nivel de CO2, de la temperatura y la humedad en la preceptiva evaluación del riesgo de contagio.

  • Técnicas de medición de aerosoles

La concentración de aerosol se mide a menudo utilizando la técnica de difracción de láminas láser, en la que el número de píxeles que se iluminan es una medida del número y volumen de las gotas. Sin embargo, esta técnica solo puede ser utilizada por personal altamente especializado y solo en entornos de laboratorio.

Utilizando esta técnica como estándar, se ha validado un método novedoso con un contador de partículas portátil que se utiliza con frecuencia para la evaluación de la calidad del aire y supera la mayoría de los inconvenientes mencionados anteriormente de la técnica de difracción de láminas láser.

En este estudio han utilizado el dispositivo Fluke, si bien se obtuvieron resultados similares con otros contadores de partículas, en particular, los dispositivos Lighthouse y Trotec. Para rastrear los aerosoles han filmado la dispersión de la luz láser de las gotas de aerosol directamente usando una cámara CCD y un software de análisis de imágenes.

Esta técnica se ha utilizado para caracterizar una amplia gama de espacios públicos del mundo real, cada uno seleccionado como un ejemplo típico de cierto tipo de espacio público. Se han medido todos los aerosoles resultantes de la respiración, el habla, la tos y los estornudos de las personas presentes, de 1 a 25 en el momento de las mediciones.

Entre las conclusiones podemos destacar que en un ascensor público y en una sala de estar con poca ventilación, las concentraciones de aerosoles son altas. Los tiempos característicos para una disminución del 50% en la concentración de aerosol son del orden de 1 min en espacios bien ventilados, en comparación con 4-5 min en el baño, el ascensor y la sala de estar mal ventilados.

Este estudio muestra que la técnica del contador de partículas es un método confiable para investigar las concentraciones de aerosoles y su evolución en el tiempo. Con este método de fácil aplicación, las concentraciones de aerosoles se pueden medir en cualquier espacio público, lo cual es importante para determinar el riesgo de transmisión del covid-19 por aerosoles y evaluar el impacto de las medidas de reducción de riesgo de contagio.

El estudio ha concluido que el riesgo de transmisión a través de aerosoles en el aire es bajo en todos los escenarios excepto en baños, ascensores y salas de estar sin ventilación. La razón de esto es doble: una buena ventilación disminuye significativamente la densidad de aerosoles en poco tiempo y porque la cantidad de partículas virales en gotas de aerosol muy pequeñas es baja, en contraposición a lo expuesto en el documento técnico de la transmisión por aerosoles el cual expone que la cantidad de virus contenida en los aerosoles emitidos está relacionada con la carga viral presente en las secreciones respiratorias de la persona infectada.

El Gabinete de Salud Laboral de USO te explica qué es una enfermedad profesional

El Gabinete de Salud Laboral de USO te explica qué es una enfermedad profesional

¿Qué es una enfermedad profesional?

Una enfermedad profesional es la contraída a consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena o por cuenta propia en las actividades que se especifiquen en el cuadro de enfermedades profesionales.

Si la enfermedad que padecemos por realizar nuestro trabajo no está incluida en ese cuadro, se considerará como accidente de trabajo.

En el RD 1299/2006, de 10 de noviembre, se recoge el cuadro de enfermedades profesionales.

¿Cómo se protegen especialmente estas contingencias?

No se requiere de un período mínimo de cotización y se presume que las personas que lo sufran están dadas de alta.

¿Cuál es el porcentaje del subsidio por incapacidad temporal?

Es el 75% de la base reguladora y se abona desde el día siguiente.

¿Qué sucede en caso de muerte y supervivencia?

Además de la prestación que corresponda se reconoce una indemnización a tanto alzado, 6 meses de la base reguladora que sirva para calcular la pensión de viudedad y 1 mes para la orfandad.

¿Cómo se calculan las pensiones?

Sobre el salario real de la persona.

¿Qué sucede si hay incumplimiento empresarial de las medidas de seguridad e higiene en el trabajo?

La cuantía a percibir se podrá ver aumentada entre un 30 y un 50%.

¿Quién efectúa la calificación de la enfermedad común o profesional que motiva la baja médica?

La calificación como enfermedad profesional la realiza el personal facultativo de la entidad gestora responsable de la prestación.

Se puede solicitar la modificación de esta calificación a través del procedimiento administrativo de determinación de la contingencia.

¿Quién puede iniciar el procedimiento?

Se podrá iniciar, a partir de la fecha de emisión del parte de baja médica:

  • De oficio, por propia iniciativa del Instituto Nacional de la Seguridad Social, o como consecuencia de petición motivada de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, del servicio público de salud competente para gestionar la asistencia sanitaria de la Seguridad Social, o a propuesta del Instituto Social de la Marina.
  • A instancia del trabajador o su representante legal.
  • A instancia de las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Seguridad Social o de las empresas colaboradoras, en aquellos asuntos que les afecten directamente.
¿Qué órgano es el encargado de elaborar el informe?

El equipo de valoración de incapacidades (EVI) emitirá un informe preceptivo, que elevará al director provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social. En él se pronunciará sobre la contingencia que ha originado el proceso de dicha incapacidad.

¿Qué deberá contener la resolución dictada por el Instituto Nacional de Seguridad Social?

La resolución que se dicte deberá pronunciarse sobre:

  • Determinación de la contingencia, común o profesional, de la que derive la situación de incapacidad temporal y si el proceso es o no recaída de otro anterior.
  • Efectos que correspondan, en el proceso de incapacidad temporal, como consecuencia de la determinación de la contingencia causante, cuando coincidan en el tiempo dolencias derivadas de distintas contingencias.
  • Sujeto responsable de las prestaciones económicas y sanitarias.
En el siguiente cuadro, se explica cuál es el esquema del procedimiento:

¿Se acaba el proceso con esta resolución?

No. Las resoluciones emitidas por la entidad gestora, podrán considerarse dictadas con los efectos atribuidos a la resolución de una reclamación previa, anterior a la demanda en la jurisdicción social.

¿Qué obligación tiene la empresa respecto de las personas que ocupan un puesto con riesgo de enfermedad profesional?

Se debe formar e informar sobre los agentes de riesgo, las posibles patologías que se pueden derivar, los protocolos de vigilancia de la salud que se aplican, las medidas de prevención y los planes de eliminación de los agentes.

¿Es obligatoria la realización de reconocimiento médico en un puesto donde se puede desarrollar una enfermedad profesional? ¿Cuándo se debe realizar?

Sí, según se recoge en el artículo 22.1 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, para evaluar los efectos de las condiciones de trabajo sobre la salud de la persona trabajadora.

La realización de reconocimiento médico se debe realizar al inicio de la relación, de forma periódica e, incluso, una vez terminada la relación en aquellos casos en los que los efectos así lo aconsejen.

Si existe sospecha de una posible enfermedad profesional, ¿Qué sucede con el contrato?

Se suspende por los períodos de observación por enfermedad profesional en los que se prescriba la incapacidad temporal durante los mismos, con una duración máxima de seis meses, prorrogables por otros seis cuando se estime necesario para el estudio y diagnóstico de la enfermedad.

¿Qué sucede cuando se diagnostica una enfermedad profesional incompatible con el puesto?

La empresa deberá adaptar el puesto de trabajo estableciendo las medidas de protección necesarias para evitar la desfavorable evolución de la enfermedad. Si no es posible la adaptación del puesto, se debe cambiar de puesto al trabajador y, si no es posible, se debe suspender el contrato por incapacidad temporal.

USO ha dirigido una petición al ministro Escrivá para que la covid-19 se considere también enfermedad profesional para todos los trabajadores presenciales

USO ha dirigido una petición al ministro Escrivá para que la covid-19 se considere también enfermedad profesional para todos los trabajadores presenciales

USO ha dirigido un escrito al Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones para solicitar la ampliación del reconocimiento de la covid-19 como enfermedad profesional a todos los trabajadores presenciales.

El sindicato solicita que se amplíe el reconocimiento de las prestaciones por enfermedad profesional a los trabajadores y trabajadoras presenciales que día a día se exponen a contraer el virus en su lugar de trabajo o en el camino de ida y vuelta del mismo.

Para USO, este mismo derecho y reconocimiento de la covid-19 como enfermedad profesional lo merecen el personal de limpieza; mantenimiento; transporte de mercancías y personas; logística; mensajería; seguridad privada; Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; contact center; recogida de residuos y limpieza pública viaria; sector agropecuario; producción industrial; protección civil; farmacias; trabajadores de centros educativos; monitores; peluquería y estética; personal de supermercados. Y un largo etcétera de trabajadores que se exponen a diario a un posible contagio del virus por llevar a cabo su trabajo.

Enfermedad profesional solo para sanitarios

El Consejo de Ministros aprobó ayer, y se publica hoy en el BOE (Real Decreto-ley 3/2021, de 2 de febrero), la declaración de la covid-19 como enfermedad profesional para los sanitarios. Este reconocimiento ofrece una cobertura durante toda la vida del trabajador sanitario.

Así, el artículo 6 “otorga al personal que preste servicios en centros sanitarios y sociosanitarios inscritos en los registros correspondientes que, en el ejercicio de su profesión, durante la prestación de servicios sanitarios o socio-sanitarios, haya contraído el virus SARS-CoV- 2, las mismas prestaciones que el sistema de la Seguridad Social otorga a las personas que se ven afectadas por una enfermedad profesional”.

Desde USO celebramos este reconocimiento al personal sanitario y sociosanitario, pero creemos que se produce un agravio comparativo importante. En primer lugar, hacia los trabajadores y trabajadoras de empresas auxiliares que desarrollan su trabajo en centros sanitarios y sociosanitarios, llevando a cabo labores de seguridad, limpieza, mantenimiento, etc.

En segundo lugar, consideramos que ese reconocimiento se debe hacer extensivo al resto de trabajadores que, desde el primer momento en que se desencadenó la crisis sanitaria han estado en primera línea, trabajando presencialmente, exponiéndose a la enfermedad y, en muchos casos, contrayendo el virus, enfermando y muriendo. “Estos trabajadores sólo han tenido el reconocimiento como situación asimilada a accidente de trabajo, exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal, lo que no les da cobertura en caso de fallecimiento, ni se va a reconocer el origen laboral de las posibles secuelas que puedan padecer tras enfermar”, expone Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

En resumen, esta discriminación demuestra lo que denunciamos en numerosas ocasiones: que el derecho a la salud y a la protección y cobertura ante la enfermedad varía dependiendo de quien sea la empresa contratante.

Otras reclamaciones

USO también ha reclamado anteriormente que el fallecimiento de las personas trabajadoras víctimas del covid-19, que se encuentren en situación de asimilada a accidente de trabajo, sea considerado, a todos los efectos, accidente laboral.

En esa petición exponíamos que, pesar de la modificación recogida en el RD-Ley 13/2020, desde nuestra experiencia y dada las peculiaridades de esta pandemia, muy pocas personas trabajadoras pueden demostrar que la causa exclusiva de su contagio tiene origen laboral. Por lo que, en caso de que contraigan el virus, no van a tener ese reconocimiento de accidente laboral más allá de la prestación económica si sobreviven y ningún reconocimiento en caso de fallecimiento.

¿Qué es? ¿Cómo debes actuar en un accidente laboral?

¿Qué es? ¿Cómo debes actuar en un accidente laboral?

Un accidente laboral o accidente de trabajo es toda lesión corporal sufrida por el trabajador con ocasión o por consecuencia del trabajo ejecutado por cuenta ajena.

Es necesario que exista una relación de causalidad directa entre trabajo y lesión. Debemos recordar que una lesión no constituye, por sí sola, accidente de trabajo.

 

¿Qué otros supuestos están considerados como accidente laboral?

  • Accidentes producidos con ocasión de las tareas desarrolladas, aunque sean distintas a las habituales.
  • Accidentes sufridos en el lugar y durante el tiempo de trabajo, salvo prueba en contrario.
  • Accidente in itinere, al ir al trabajo o al volver de éste.
  • Accidentes en misión, sufridos en el trayecto que se tenga que realizar para el cumplimiento de la misión, dentro de su jornada laboral.
  • Accidentes de cargos electivos de carácter sindical: son los sufridos con ocasión o por consecuencia del desempeño de cargo sindical o de gobierno.
  • Actos de salvamento: los acaecidos en actos de salvamento o de naturaleza análoga cuando tengan conexión con el trabajo.
  • Enfermedades o defectos anteriores que se manifiestan o agravan como consecuencia de un accidente de trabajo.
  • Enfermedades intercurrentes: las que constituyen complicaciones del proceso patológico determinado por el accidente de trabajo mismo. Tiene que existir una relación de causalidad inmediata.
  • Las enfermedades contraídas con motivo de la realización de un trabajo, no incluidas en la lista de enfermedades profesionales.
  • Los debidos a imprudencias profesionales. Son los accidentes derivados del ejercicio habitual de un trabajo o profesión y de la confianza que estos inspiran al accidentado.

¿Qué accidentes no se consideran accidente de trabajo?

No se consideran accidente laboral:

  • Los accidentes debidos a imprudencia temeraria. En este caso se considera que se ha actuado de manera contraria a las normas, instrucciones u órdenes dadas por el empresario de forma reiterada y notoria en materia de seguridad e higiene.
  • Los debidos a fuerza mayor extraña al trabajo. No constituyen supuestos de fuerza mayor extraña fenómenos como la insolación, el rayo y otros fenómenos análogos de la naturaleza.
  • Accidentes debidos a dolo: cuando se actúa de forma consciente, voluntaria y maliciosamente provocando un accidente para obtener prestaciones que se derivan de la contingencia.
  • Accidentes derivados de la actuación de otra persona. Los que son consecuencia de culpa civil o penal del empresario, de un compañero de trabajo o de un tercero constituyen auténticos accidentes de trabajo siempre y cuando guarden alguna relación con el trabajo.

¿Cómo debes actuar ante un accidente laboral?

Si el accidente es en el centro de trabajo habitual, comunícalo a la persona responsable, a ser posible acompañado de los testigos que hayan presenciado el hecho.

En caso de que el accidente se produzca en otro centro de trabajo distinto al habitual, se debe avisar al responsable de la empresa donde te encuentras y a tu responsable directo, lo antes posible.

Si el accidente es in itinere, tendrás que justificar en la empresa, la fecha y hora del hecho, bien con la presentación de justificantes proporcionados por el transporte público utilizado, atestado policial si lo hay o parte del centro médico que te ha asistido.

¿Debe proporcionar algún documento la empresa a la persona accidentada si precisa de asistencia sanitaria?

La persona responsable deberá rellenar el parte de asistencia para accidente de trabajo, firmarlo y sellarlo con fecha. Se debe entregar una copia para que la Mutua pueda asistir a la persona accidentada.

La empresa está obligada a formar a la plantilla en el procedimiento a seguir en caso de accidente o en caso de emergencia.

¿La empresa está obligada a prestar asistencia médica?

Sí, se debe distinguir por la gravedad y urgencia:

  • Los accidentes leves pueden ser atendidos en el centro de trabajo con el botiquín.
  • Beben ser atendidos en el centro más cercano de la Mutua aquellos accidentes graves que pueden esperar.
  • Accidentes graves o muy graves que necesitan atención urgente por las lesiones producidas, se derivarán al centro médico más cercano.

¿Cómo debe actuar el delegado de prevención ante un accidente laboral?

El delegado de prevención deberá velar porque desde el inicio del procedimiento la contingencia sea considerada profesional. Si constata que la empresa no ha emitido el parte de accidente, o el delegado no está de acuerdo con el contenido, puede denunciarlo ante la Inspección de Trabajo.

Si se deriva una actuación inspectora, deberá acompañar al Inspector, realizando cuantas observaciones o aportaciones resulten necesarias. También participará activamente en la investigación del accidente que la empresa lleve a cabo.

Además, el delegado de prevención se interesará por la persona accidentada realizando un seguimiento de su caso, transmitiendo a la empresa cualquier tipo de incidencia que se pueda presentar derivada de la actuación de la Mutua.

¿Qué accidentes se deben investigar?

Si nos atenemos al artículo 16.3 de la LPRL, la obligación del empresario se extiende a investigar todos aquellos accidentes con consecuencias lesivas.

La investigación deberá extenderse a todos los accidentes, incluidos aquellos que no hayan ocasionado lesiones, si se quiere realizar una buena labor preventiva.

Los objetivos principales de la investigación de un accidente laboral son:

  • La deducción de las causas que lo han generado.
  • El diseño e implantación de medidas correctoras encaminadas a eliminar las causas para evitar que se vuelvan a repetir y mejorar la prevención en la empresa.

¿Cómo se debe investigar un accidente?

Para la investigación de un accidente laboral, conviene disponer de un método, es decir, de un proceso establecido que defina, o al menos oriente, qué tareas hay que realizar y en qué orden. El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo recomienda utilizar el método del árbol de causas, que se apoya en una concepción pluricausal del accidente, si bien existen más métodos.

¿Quién debe investigar un accidente laboral? No cabe una consideración general ni aplicable a todas las empresas. La respuesta está condicionada al tipo de empresa y a la estructura de la misma.

En cualquier caso, es el mando directo el que debe iniciar la investigación puesto que conoce perfectamente el trabajo y su ejecución. Además, presumiblemente, será el que aplicará las medidas preventivas.

¿En qué casos y quién debe realizar una investigación especializada?

La debe realizar el personal Técnico del Servicio de Prevención Propio o Ajeno, acompañado por el mando directo y otro personal de la línea productiva relacionado con el caso. Esta investigación se debe realizar en casos especiales o complejos entendiendo por tales, entre otros, algunos de los supuestos siguientes:

  • Accidentes graves o mortales.
  • Incidentes o accidentes leves de los que se deduzca una mayor potencialidad lesiva.
  • En supuestos repetitivos.

¿Existe incumplimiento legal de la empresa o, en su caso, del Servicio de Prevención Ajeno, por no investigar los accidentes?

Sí. El artículo 12.3 de la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social establece como falta grave no dar cuenta en tiempo y forma a la autoridad laboral de los accidentes de trabajo ocurridos y de las enfermedades profesionales declaradas cuando tengan la calificación de graves, muy graves o mortales, o no llevar a cabo una investigación en caso de producirse daños a la salud de los trabajadores o de tener indicios de que las medidas preventivas son insuficientes.

La sanción supone una multa de 2.046 a 40.985 euros, dependiendo de la graduación que considere la Inspección de Trabajo.

¿Debe la Inspección de Trabajo investigar todos los accidentes ocurridos, así como las enfermedades profesionales?

El artículo 9.1 d) de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL) expone que es competencia de Inspección informar a la autoridad laboral sobre los accidentes de trabajo mortales, muy graves o graves, y sobre aquellos otros en que, por sus características o por los sujetos afectados, se considere necesario dicho informe, así como sobre las enfermedades profesionales en las que concurran dichas calificaciones y, en general, cuando ésta lo solicite respecto del cumplimiento de la normativa preventiva.

El INSST o los Institutos Regionales, a través de los técnicos habilitados, pueden ser requeridos para colaborar con la ITSS, la autoridad judicial y con las partes interesadas cuando así lo soliciten.