Una sentencia pionera del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco dictamina que una persona, en este caso la madre, que conforma una familia monoparental, tiene derecho a disfrutar del permiso del otro progenitor, en este caso un permiso de paternidad de 8 semanas, por el bien del menor. Se trata del antiguo permiso de 8 semanas para el otro progenitor por remontarse el inicio de la demanda a 2019, cuando era el período en vigor.

La trabajadores tenía reconocida la prestación de 16 semanas por nacimiento y cuidado de su hija menor hasta el 5 de octubre de 2019. Ella era la única progenitora y constituía, por lo tanto, una familia monoparental.

Antes de finalizar el permiso de las 16 semanas, el 4 de septiembre de 2019, presentó una nueva solicitud ante el Instituto Nacional de Seguridad Social. En ella, requería la prestación por nacimiento y cuidado de menor del otro progenitor. Es decir, lo que se conocía como permiso de paternidad, 8 semanas por aquel entonces. Estas 8 semanas comenzaría a disfrutarlas a partir del 6 de octubre de 2019 y llegarían hasta el 30 de noviembre.

A %d blogueros les gusta esto: