En el día de ayer se publico el Real Decreto-ley de medidas urgentes destinadas a apoyar la reactivación económica y del empleo, aunque poco contiene de empleo, sobre todo de sus cuestiones urgentes, como regular la ultraactividad o las inaplicaciones de convenio.

El decreto es un extenso documento con pocas medidas de incidencia directa sobre el empleo, salvo la ampliación de las bonificaciones para los fijos discontinuos en el sector turístico.

El resto son disposiciones centradas más bien en la recuperación de las empresas a través de nuevas líneas de financiación o el fondo de recuperación. Es una ley, por lo tanto, cuya aplicación afecta más a las compañías. Repercutirá después en los trabajadores, pero no son medidas directas sobre ellos.

No obstante, en USO hemos analizado el texto y extraemos un resumen sobre algunos de los artículos referidos a los sectores laborales más golpeados por la crisis. Además, añadimos nuestras reivindicaciones urgentes en materia laboral, que esperamos sean atendidas en sucesivos consejos de ministros.

A %d blogueros les gusta esto: