Diciembre comienza con los peores datos del paro registrados desde noviembre de 2012. El mes pasado cerró con un aumento de 25.269 parados y una diferencia mensual de 0,66%. Mirando a 2019, la subida es del 20,42% y 653.128 parados, hasta estar cada vez más cerca de los cuatro millones: 3.851.312 personas en situación de desempleo.

A estas personas que conforman el paro registrado, se les suman los 746.900 trabajadores que aún continúan en ERTE y cuyo futuro inmediato sigue siendo incierto.

“Al paro, además, se le suba el bajón de la Seguridad Social. Durante el mes de noviembre, hubo una mayor afiliación media. Pero el espejismo de las campañas comerciales efímeras se vio en el último día del mes: del Black Friday pasamos al lunes negro, con casi 215.000 bajas en la Seguridad Social, y destrucción neta de casi 100.000 puestos de trabajo”, analiza Joaquín Pérez, secretario general de USO.

A %d blogueros les gusta esto: