USO, junto a la Plataforma Futuro en Común, reclama más ambición al Gobierno para alcanzar las metas de los ODS y una recuperación más justa y sostenible

El Gobierno ha presentado su examen nacional voluntario (ENV) ante el Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, para conocer la situación de los ODS. En este Foro, se ha sometido a valoración la Estrategia de Desarrollo Sostenible –recientemente aprobada– con la que se pretende establecer unas líneas directrices para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, estipulados en la Agenda 2030.

USO, junto a la plataforma Futuro en Común, reclama más ambición al Gobierno para lograr las metas de los ODS, que son ahora más necesarias que nunca. Los derechos sociales y laborales ya estaban en crisis antes de la llegada del covid-19. Y la pandemia no ha hecho más que ahondar en los problemas. Por ello, USO reclama una recuperación que combata la desigualdad, la precariedad, el cambio climático, y todos los virus que impiden el desarrollo de una sociedad más justa y sostenible.

La implementación de los ODS a examen

El establecimiento del Foro Político de Alto Nivel de las Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible (HLPF, por sus siglas en inglés) fue ordenado en 2012 por el documento final de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible (Río + 20), “El futuro que queremos”. El Foro se reúne anualmente bajo la dirección del Consejo Económico y Social durante ocho días, incluido un segmento ministerial de tres días.

El HLPF es la principal plataforma de las Naciones Unidas sobre desarrollo sostenible y tiene un papel central en el seguimiento y revisión de la Agenda 2030 a nivel mundial. En el caso de España, la implementación de los ODS corre a cargo del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, dirigido por Ione Belarra.

Esta evaluación, que se hace a través del examen nacional voluntario, forma parte de los mecanismos de seguimiento y revisión de la Agenda 2030. Su objetivo es facilitar el intercambio de experiencias -éxitos, desafíos y lecciones aprendidas- para acelerar la implementación de la Agenda. Igualmente busca fortalecer políticas e instituciones de los gobiernos, así como movilizar a la sociedad civil para lograr avanzar en la implementación de los ODS.

USO considera que, a pesar de los avances realizados para lograr un diálogo de las organizaciones de la sociedad civil -entre las que se incluye el sindicato- con el Gobierno, los resultados aún son escasos en cuanto a participación. Los cauces se han reducido a consultas puntuales con tiempos ajustados. En lo que respecta al contenido, los documentos aprobados (el Informe de Progreso y la Estrategia de Desarrollo Sostenible) aciertan en el diagnóstico pero se quedan cortos en las soluciones.

USO se suma a la demanda de Futuro en Común de reclamar una mayor presencia de las organizaciones civiles, así como la ampliación del diálogo social más allá de CCOO y UGT, para abarcar todos los problemas a los que se enfrentan los trabajadores y alcanzar unas condiciones laborales dignas.

Apostar por metas claras y ambiciosas

Durante su intervención, Belarra ha puesto el énfasis en la relevancia que adquirió lo público y lo común para lograr afrontar la crisis social y sanitaria. La ministra ha defendido el “escudo social” que desplegó el Gobierno para hacer frente a las situaciones de emergencia vividas por el cierre de toda actividad no esencial. Sin embargo, muchas de estas medidas, como la prohibición de los desahucios durante el estado de alarma o la aprobación del Ingreso Mínimo Vital han resultado ser claramente insuficientes, así como muy limitadas.

Son necesarias metas claras y ambiciosas para luchar contra la desigualdad, reformando la política fiscal para hacerla más justa y reforzando el sistema de protección social. También es necesario actuar con rapidez y contundencia para mitigar los efectos del cambio climático y adaptarnos a sus consecuencias irreversibles. Así como combatir la desigualdad de género que la pandemia ha acentuado, empobreciendo aún más a las mujeres.

Para USO no habrá recuperación posible si únicamente se toma como indicador de referencia el crecimiento continuo del PIB. Es necesario avanzar hacia la medición del progreso a través de la consecución de los ODS y alinear los planes de recuperación con este fin. Seguir apostando por el crecimiento insostenible basado en la precarización del empleo y la devaluación de las condiciones de trabajo, conduce a un callejón sin salida. Este HLPF ha puesto de manifiesto la urgencia de pasar de lo declarativo a la acción, porque #NosVaElFuturoEnEllo.

A %d blogueros les gusta esto: