Se aprueba por el Gobierno  un catálogo de 15 medidas urgentes para la lucha contra la violencia de género. Destaca la elaboración de un plan específico enfocado a los menores como víctimas de esta violencia

Ante la reciente escalada de violencia de género en los últimos meses, así como los últimos acontecimientos que han intensificado el debate sobre la violencia vicaria, el Gobierno ha aprobado nuevas medidas. Se trata de un conjunto de 15 medidas con las que se pretende frenar esta tendencia y mejorar la lucha contra esta lacra social en el futuro.

Previamente a estas medidas, durante el mes de junio, el Ministerio de Igualdad realizó un diagnóstico preliminar de la situación a partir de datos y propuestas provenientes de asociaciones que trabajan con víctimas de violencia de género, de la Delegación del Gobierno y los ministerios competentes.

Dicho diagnóstico manifiesta la necesidad de reforzar las actuaciones en 6 ámbitos fundamentales, de los que emanan las medidas:

  • la prevención y la sensibilización,
  • la detección temprana,
  • la autonomía económica y vivienda para las víctimas,
  • la violencia vicaria y protección de los menores víctima de violencia de género,
  • la protección y la seguridad de las víctimas, y
  • la coordinación interinstitucional y la formación.

Aunque el plan ha sido promovido por el Ministerio de Igualdad, las medidas se han llevado a cabo desde cinco ministerios: Igualdad, Interior, Justicia, Sanidad y Derechos Sociales. USO celebra esto pues solo desde la estrecha colaboración entre administraciones y organizaciones de distintos ámbitos se puede hacer frente a esta violencia.

Medidas contra la violencia de género

Algunas de las medidas urgentes aprobadas por el Gobierno para reforzar la lucha contra la violencia de género son:

  • Campañas de sensibilización para la población general frente a la violencia de género.
  • Actuación sobre los perfiles en redes sociales que fomenten la violencia. Esto será posible gracias a acuerdos de colaboración con las grandes compañías de internet.
  • Medidas para reforzar la detección prematura de la violencia de género en espacios comunes: lugares de trabajo, farmacias, atención primaria, servicios sociales, educativos y servicios consulares.
  • Ventanilla única para la violencia de género: para canalizar las demandas y proporcionar una atención más especializada. Todas las administraciones competentes gestionarán de forma separada aquello que tenga que ver con la atención, la reparación y el acompañamiento de las víctimas y su entorno.
  • El Gobierno pretende hacer frente a la violencia vicaria con un primer plan específico enfocado a los menores víctimas de la violencia de género, que se denomina “Plan de Actuación y Desarrollo de los derechos de los niños y niñas como víctimas directas de la violencia de género”. El secuestro y asesinato de Anna y Olivia por parte de su padre ha supuesto un punto de inflexión y un mayor debate acerca de la violencia vicaria, aquella que se ejerce sobre los hijos para hacer daño a la madre.
  • Cursos de formación especializada para las fuerzas de seguridad. Se pretende reforzar el carácter transversal y multidisciplinar de las acciones formativas y dotarlas de un carácter obligatorio, certificado y reglado.
  • Refuerzo de los protocolos de actuación, coordinación y actuación interinstitucional a través de la elaboración de una guía. Todo ello orientado a la colaboración de instituciones y poderes públicos.

28 mujeres asesinadas en 2021

En lo que va de año, 28 mujeres han muerto a manos de sus parejas o exparejas, 19 solo en menos de 3 meses, desde que decayó el estado de alarma. Este hecho no constituye un caso aislado, pues todos los años sin excepción ocurre lo mismo.

Desde USO esperamos que con este acuerdo se ponga fin a los asesinatos de las mujeres y sus hijos a manos de sus parejas o exparejas. Hay que empezar a poner el foco en el agresor y educar y sensibilizar a toda la población para que se ejerza, además de las medidas legales, esa condena social ante todo tipo de violencias hacia las mujeres. La violencia machista es un problema social grave, ya no solo en nuestro país, sino también a nivel mundial para el que todo trabajo es poco para erradicarlo.

 

A %d blogueros les gusta esto: