USO critica que la igualdad laboral, un tema de importante trascendencia, no puede salir adelante sin un amplio consenso, sólo con las aportaciones de una parte de la realidad sindical de este país. Sin contar con otras organizaciones sindicales y sociales y, sin, ni siquiera, la firma de la patronal.

Este acuerdo, además de antidemocrático, ya que anula a la representatividad elegida libremente en los centros de trabajo, lo aboca al fracaso al no contar con el respaldo social y empresarial. Y es que la lucha por la igualdad laboral tiene que ir más allá de una foto, de lo meramente institucional o de lucir siglas. Debe ser de consenso y de todos.

En la coyuntura actual de destrucción y precariedad en el empleo, USO vuelve a reclamar que sólo con un compromiso común, tanto a nivel político, sindical y empresarial se conseguirá una igualdad real, y denunciará cualquier instrumentalización, discriminación o desigualdad en la materia en función de los agentes a los que quieren “dar permiso de existencia”

A %d blogueros les gusta esto: