La Delegación del Gobierno para la Violencia de Género ha publicado el “Estudio sobre el tiempo que tardas las mujeres víctimas de violencia en verbalizar su situación”, en el que han participado todas las comunidades autónomas, excepto Cataluña, y en el que se determina el tiempo que tardan las mujeres víctimas de violencia de género en verbalizar su situación.

La principal conclusión del estudio ha sido que las mujeres suelen tardar 8 años y 8 meses como tiempo medio en verbalizar su situación, ya sea a través de los servicios y recursos de apoyo y asesoramiento a las víctimas de violencia de género que existen en cada comunidad y/o interponiendo denuncia.

Sin duda, el factor que más paraliza a las mujeres es el miedo al agresor por las represalias al haber decidido romper una relación violenta, impidiendo esta razón dar el paso de verbalizar o denunciar al 50% de las mujeres encuestadas.

La ruptura de la relación con el agresor es uno de los principales desencadenantes de los asesinatos, cuando se genera una situación de máximo riesgo y absoluta desprotección de la mujer, siendo mayor el riesgo en este paso que con la denuncia, ya que esta activa un extenso sistema de medidas de protección física de la víctima, y la separación no. El 45 % de las mujeres cree que puede sola con todo y no lo verbaliza ni se decide a denunciar. Le siguen, como freno para no contar el infierno en el que viven y buscar ayuda, el sentimiento de culpa con un 32% y los sentimientos de vergüenza, con un porcentaje del 28%.

La baja autoestima de la víctima de violencia de género se ratifica en este estudio al comprobar que un 13 % de las mujeres citan como motivo entre las razones expuestas para no dar el paso en su demanda de ayuda el pensar que no iban a ser creídas, y el miedo a la reacción de sus hijos, en un 11% de los casos. Otro factor que lleva a las mujeres a permanecer en una relación violenta durante tanto tiempo son los sentimientos de pena hacia el agresor, con un 29% del total de los resultados.

Qué podemos hacer entre todos

Para ayudar a acortar este tiempo en la toma de decisión, el estudio considera importante seguir haciendo campañas de sensibilización y medidas informativas; trabajar en las instituciones educativas contenidos formativos que fomenten la educación igualitaria; los comportamientos solidarios y tolerantes y el rechazo a la violencia en todas sus manifestaciones, especialmente la dirigida hacia las mujeres; la formación de los profesionales; aumentar la seguridad y protección de las mujeres víctimas y propiciar que éstas aumenten su nivel de confianza y bienestar.

El 54% de mujeres afirma que fue el encontrarse muy dañada psicológicamente lo que les hizo dar el paso de pedir ayuda; el 41% lo hizo después de la última agresión, mientras que el 30% lo hizo porque sus hijos ya estaban siendo conscientes de la violencia en el hogar. El 27% de las encuestadas considera fundamental para salir de la situación el apoyo de una persona de su entorno que le anime a pedir ayuda.

A día de hoy, las cifras de violencia de género no cesan. En estas primeras 6 semanas del año la cifra de asesinadas por sus parejas o exparejas ha sido de 10 mujeres, las dos últimas en Lugo, el 7 de febrero, y en Granada, el 8 de febrero. El número de huérfanos menores de 18 años se eleva a 5.

Desde el sindicato USO, consideramos muy interesantes los datos arrojados por este estudio y esperamos que sirvan para analizar cada caso concreto y ayudar a cualquier mujer que pudiera estar pasando por una situación tan dura como es la violencia de género, y para que las mujeres sean conscientes de que no es necesario pasar un calvario de tantos años antes de pedir ayuda.

Si eres víctima de violencia de género o conoces a una, pide ayuda, llama al 016 o, en tu centro de trabajo, acude a tu representante sindical.

A %d blogueros les gusta esto: