USO pide al Gobierno que los refuerzos de medios materiales y personales anunciados para Inspección de Trabajo lleguen con rapidez para responder a la realidad diaria de los centros de trabajo

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al Plan Estratégico de la Inspección de Trabajo y la Seguridad Social 2021-2023, una apuesta por la modernización de la entidad, dotándola de herramientas y recursos que garanticen su adaptación a la realidad actual del mercado de trabajo.

La Inspección de Trabajo es un organismo clave para la defensa de los derechos laborales que, sin embargo, carece de los medios personales y materiales adecuados para dar respuesta a la conflictividad laboral actual, como llevamos tiempo denunciando desde USO. La actuación de Inspección en 2021 ha dado como resultado 50.191 empleos irregulares dados de alta en el régimen correspondiente de la Seguridad Social y 280.565 contratos temporales irregulares transformados en indefinidos.

“Desde USO celebramos la aprobación de este plan, pero seguimos pidiendo que los medios humanos y recursos lleguen ya para que hagan posible la acción inspectora en temas laborales, de salud laboral e igualdad en el día a día en los centros de trabajo en estos difíciles momentos. La labor de Inspección de Trabajo es fundamental como apoyo y complemento a la acción sindical y el que la RLT no obtenga respuesta a una denuncia o llegue demasiado tarde, provoca una gran indefensión, frustración y vulnerabilidad tanto en los trabajadores como en sus representantes”, reivindica Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

  • Refuerzo de la actuación inspectora

Para seguir garantizando que la Inspección de Trabajo sea instrumento de defensa de los derechos laborales y sociales y de lucha contra la precariedad y el fraude en materia laboral, Trabajo anuncia la actualización de “estrategias y planes de intervención para hacer frente a las formas de fraude laboral más novedosas”.

El plan contempla la creación de la Oficina Estatal de Lucha Contra la Discriminación, para combatir cualquier tipo de discriminación, ya sea de género, por discapacidad o condición sexual o una Unidad especial centrada en la Lucha Contra el Fraude en el Trabajo Transnacional, para detectar empresas buzón radicadas en España y que operan en otros países europeos y viceversa.

El plan prevé reforzar la intervención de Inspección de Trabajo en los despidos colectivos, suspensiones de contratos y en las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, así como ampliar sus competencias para intervenir cuando haya inaplicaciones de convenios colectivos o descuelgues. También se prevé adaptar su contenido a la realidad de los entornos digitales y cubrir necesidades o vacíos de regulación, especialmente con las nuevas formas de trabajo y el uso de las tecnologías.

Por otro lado, se busca acercar a la Ciudadanía la Inspección mediante la promoción de documentación en formato electrónico y unificando los cauces de denuncia con la creación de un sistema de remisión electrónica, manteniendo del Buzón de la ITSS.

A %d blogueros les gusta esto: