USO no se unirá a las movilizaciones anunciadas por CCOO y UGT contra la congelación del SMI y otras injusticias laborales. “Estamos de acuerdo en las reivindicaciones, pero no en acompañar a quienes han dejado que la situación llegue a ese punto. No se puede ser juez y parte. Si no abres la boca en las mesas en las que negocias, no puedes protestar contra aquello por lo que no luchaste. No se puede ser palmeros a diario y desafectos los domingos. USO siempre luchará por los derechos de los trabajadores desde la coherencia, no para lavarle la cara al diálogo social que tanto criticamos por ineficaz y obsoleto”, anuncia Joaquín Pérez, secretario general de USO.

La Unión Sindical Obrera ya denunció el mercadeo del SMI para llegar a 950 euros hace un año. “El Diálogo Social era el encargado de pactar los 1.000 euros. Aceptaron sin rechistar una rebaja y también se callaron para estos Presupuestos. Recordemos, se aprobaron hace un mes. Y, como todas las medidas sociolaborales, pasó por las mesas que, día sí día también, se reúnen no sabemos muy bien para qué. Han blindado el diálogo social para que nadie más sepa y opine qué se trata ahí. Pero ese es el foro donde, justo CCOO y UGT, deben lograr lo que ahora quieren convertir en un teatro”, continúa Pérez.

A %d blogueros les gusta esto: