La Inspección de Trabajo y Seguridad Social en su informe de actividad de 2019 incide en el hecho de que la prevención no está integrada en la gestión empresarial. USO lleva años denunciando esta realidad así como que las evaluaciones de riesgos son genéricas para cumplir con los aspectos formales que estipula la normativa. Es decir, se hace “prevención de papel”.

Trabajadores temporales sufren más inseguridad e infradeclaración de accidentes laborales

Además, Inspección de Trabajo ha detectado que los trabajadores temporales no pueden llegar a ejercer los derechos en materia de prevención de riesgos laborales. La información que reciben sobre sus riesgos laborales es meramente formal y rutinaria y no reciben formación específica adecuada al puesto de trabajo. Además, en muchas ocasiones, ni se les garantiza una adecuada vigilancia de la salud, de ahí que sean quienes sufren más accidentes laborales.

Inspección de Trabajo también hace hincapié en la infradeclaración de los accidentes de trabajo y en la necesidad de desarrollar actuaciones inspectoras acerca de las condiciones preventivas concurrentes en los accidentes de trabajo inicialmente calificados como leves en los que posteriormente se comprueba que la gravedad era mayor.

Desde USO volvemos a exigir más recursos económicos y humanos para que la Inspección de Trabajo y Seguridad Social pueda llevar a cabo su labor de forma eficiente. El trabajo conjunto de representantes sindicales e Inspección es fundamental para denunciar y atajar los incumplimientos o malas prácticas en materia de PRL. La diferencia entre actuar o no puede ser la vida de una persona.

Actuaciones inspectoras en 2019

Durante el año 2019, último periodo del que se conocen los datos, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha finalizado en materia de prevención de riesgos laborales un total de 121.855 órdenes de servicio. Como consecuencia, se han llevado a cabo 357.035 actuaciones. Del total de las actuaciones realizadas en materia de prevención de riesgos laborales durante 2019, el 41% se produjo en Servicios; el 35%, en Construcción; el 18,5%, en Industria y un 5,5%, en Agricultura.

En cuanto a la distribución de las actuaciones por materias se observa que un 64,2% del total se refieren a aquellas que son de mayor trascendencia para la salud y seguridad en el trabajo:

  • 21,2% del total de actuaciones se han dedicado a la inspección de las condiciones de seguridad en los lugares y centros de trabajo.
  • 8,4% a la formación e información a los trabajadores.
  • 6,7% en relación con la evaluación de riesgos.
  • 6,8% a la vigilancia de la salud.
  • 4,2% corresponde a comunicación y apertura de centros de trabajo.
  • 6,4% a la vigilancia de los medios de protección personal.
  • 6,3% al control de las medidas de seguridad de máquinas y equipos de trabajo.
  • 4,2% en relación a la planificación de la acción preventiva.

En el total de accidentes investigados -10.314 en 2019, siendo 10.057 accidentes con baja durante la jornada y 257, in itinere– se detectaron 5.457 infracciones en prevención de riesgos laborales. El importe de las sanciones propuestas ascendió a 19.244.184 euros.

Se formularon también 4.095 propuestas de recargo en prestaciones económicas de la Seguridad Social, por considerar que esos accidentes laborales se produjeron por falta de medidas de seguridad.

También durante el año 2019 se investigaron un total de 697 enfermedades profesionales, que supusieron 115 infracciones, por importe de 506.865 euros y se formularon 152 requerimientos. Se han formulado también 148 propuestas de recargo en prestaciones económicas de la Seguridad Social en este sentido.

Los riesgos psicosociales son los segundos en número de actuaciones de Inspección de Trabajo en 2019, encabezando la lista los trastornos musculoesqueléticos, muy relacionados con los psicosociales.

A %d blogueros les gusta esto: