La reunión entre la plataforma sindical de la que forma parte USO y la patronal de los supermercados de Asturias en el Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos finalizó sin acuerdo y la huelga de 8 días para finales de diciembre sigue de momento en pie.

«Habíamos accedido a retrasar la subida salarial reivindicada, de 14.000 euros anuales, a 2021 en vez de aplicarla en 2020. Pero a cambio de conseguir una mejora en las condiciones sociales, que en este sector son casi o más importantes que los salarios, pues entre ambos factores se precariza y dificulta la vida familiar y personal de los trabajadores, con una amplia mayoría de mujeres», explica Marga Quintano, representante de la Federación de Servicios de USO en la mesa de negociación. «Sin embargo, tampoco han cedido en ese punto. No pueden pretender que desconvoquemos una huelga sin dar nada a cambio», continúa la delegada de FS-USO.

La última oferta salarial de la patronal Asupa suponía un escalón más en la llegada a los 14.000 euros anuales, retrasándolos a 2021: un 1,8% este año, 2% en 2020 y 2,38% en 2021. No acepta, sin embargo, que los 20 minutos de la pausa-café se consideren tiempo efectivo de trabajo, ni que puedan recuperarse los descansos que coinciden con festivo «en un sector que trabaja de lunes a sábado», recuerda Marga Quintano. Tampoco la patronal se aviene a subir automáticamente de nivel salarial a los trabajadores cuando se cumplan cuatro años de antigüedad «un tiempo más que prudencial, que en la mayoría de sectores suele ser de tres años», reivindica USO.

Los 12.000 trabajadores regidos por el convenio sectorial están llamados a secundar 8 jornadas de huelga entre los días 21 y 24 de diciembre, y del 28 al 31. El domingo, a las 12 del mediodía en Oviedo, los tres sindicatos celebrarán una asamblea informativa con los trabajadores para explicarles la última oferta y votar si se mantiene la huelga.