LOS TRABAJADORES DE AMBULANCIAS TENORIO IRÁN A HUELGA INDEFINIDA A PARTIR DEL 1 DE NOVIEMBRE

La plantilla de Ambulancias Tenorio ha anunciado que convocarán huelga indefinida a partir del 1 de noviembre. Los paros convocados en octubre no han tenido repercusión porque la Junta ha fijado unos servicios mínimos de casi el 100%, que también obligaban a cumplir con los desplazamientos programados para tratamientos de diálisis, de quimioterapia, para las altas y para las rehabilitaciones. “Entendemos que las urgencias y emergencias hay que atenderlas y servicios como diálisis también, pero que se incluyan las altas y las rehabilitaciones ha acabado con nuestro derecho de huelga”, explica el delegado de USO y miembro del comité, Víctor Arnelas. El próximo jueves se celebrará una vista en la que se espera que los tribunales declaren abusivos estos servicios mínimos.

Los paros de los trabajadores de Ambulancias Tenorio son un ejemplo de que la plantilla no está dispuesta a seguir asumiendo el papel del mártir, ya que hasta ahora ha estado soportando, junto con los pacientes, las consecuencias de la oferta temeraria por la que este servicio fue adjudicado en el segundo semestre de 2017.

Por ello, la Federación de Servicios de USO-Extremadura ha registrado en los Servicios Centrales del Servicio Extremeño de Salud un escrito de 14 páginas solicitando y argumentando la rescisión del contrato público del transporte sanitario de Extremadura dado el grave perjuicio que la prestación por parte de la adjudicataria, Ambulancias Tenorio, está provocando sobre los intereses socioeconómicos de los ciudadanos que prestan y reciben dicho servicio.

En este escrito, se enumeran los múltiples incumplimientos de la adjudicataria en materia laboral y de Seguridad Social; en prevención de riesgos laborales; en formación de los trabajadores; falta de materiales y equipoamientos, así como otros que afectan a derechos esenciales del trabajador, como descansos, límites de jornada y vacaciones o retrasos en el pago del salario, dietas y permisos.

Desde la FS-USO Extremadura consideran que el problema está totalmente enquistado y no tiene más recorrido. “Mantener a Ambulancias Tenorio prestando el servicio los dos años que quedan de contrato sería someter tanto a trabajadores como a usuarios a un infierno de precariedad y mal servicio, por lo que han solicitado por escrito al SES que asuma su responsabilidad y rescinda cuanto antes el contrato”, reivindica Arnelas.

A %d blogueros les gusta esto: