Jean Francois el fracasado inmoral en una de las primeras intervenciones del CEO  indicó que: “hacer un ERE sería la última medida a tomar, y significaría que han fallado todas las anteriores, y por tanto que he fallado yo”. Y en apenas 8 meses toma esta medida: “tan meditada” ¿Pero qué alternativas u otras medidas ha intentado? ¿Y en tan corto plazo de tiempo?  Por lo tanto llevar a cabo este ERE en Orange representa el FRACASO ABSOLUTO del CEO. Intentar culpabilizar a la plantilla de este fracaso a través de despidos es la prueba de la falta de responsabilidad, dignidad y respeto por parte del CEO.

El CEO no ha sabido llevar a cabo los cambios necesarios en Orange para alcanzar la senda del crecimiento, y sin embargo plantea el despido de trabajadores en vez de asumir sus fracasos. Lamentablemente, como siempre en estas situaciones, la plantilla paga las malas decisiones del equipo directivo, mientras que ellos se llenan los bolsillos con sus planes millonarios.

El 9 de mayo finalizo el estado de alarma y el 14 de mayo Orange notifica un ERE que afecta a más del 15% de la plantilla, indicando que es algo “muy meditado”. Es decir, medida tomada desde hace mucho tiempo y con orejeras.

Llevar a cabo esta medida en mitad de la Pandemia mundial que se esta sufriendo, cuando todavía ni ha finalizado la crisis sanitaria, lo que ratifica, es el tipo de calaña sin escrúpulos que tienen por accionistas y directivos que los ¿dirigen? Lo único que les mueve es la avaricia.

 Esto era muy previsible, se sabia a lo que venía el nuevo CEO y el nuevo equipo directivo que ha confeccionado, y con sus continuas filtraciones a la prensa.

Se comunica a todos y todas que la empresa inicia un proceso de despido colectivo: ERE, por motivos Técnicos, Organizativos y Productivos. Quieren vender o justificar su necesidad con diversos motivos agresividad de mercado, cambios que son estructurales en mercado, etc. etc. etc.

Todo es falso, el único criterio que aplica es la desmedida avaricia por parte de Orange, la hipocresía en su política de comunicación y en su nula responsabilidad corporativa.

 La Dirección facilitó el balance, las cuentas de resultados y la memoria de 2020. Mientras que a la plantilla les vienen reduciendo las retribuciones (eliminación Bono Essential, pago de menos variable, no realiza subida salarial, etc.) como se viene informando con cuadros resúmenes en comunicados anteriores, en las cuentas se puede observar que ellos se continúan aprobando planes extraordinarios millonarias e indemnizaciones millonarias también:

Las 5 causas principales del fracaso de Orange son:.

  1. Mala planificación y falta de procesos necesarios.
  2. Mala e incompetente implementación de las medidas a adoptar.
  3. No haber definido ni gestionado adecuadamente las expectativas de nuestro clientes.
  4. Falta de comunicación real entre la Dirección y la plantilla.
  5. Directivos no formados y con poca experiencia.

 CONSECUENCIAS

  • La incompetencia de los“líderes”, que una vez más las pagan los trabajadores y trabajadoras.
  • Para ellos retribuciones millonarias.

 

A %d blogueros les gusta esto: