El sindicato USO teme que la nueva prórroga de los ERTE deje fuera de su paraguas a más de medio millón de personas trabajadoras de sectores afectados por expedientes directamente relacionados con la crisis originada por la pandemia del covid-19. Por ello, USO ha registrado una petición a los ministerios implicados en la negociación, Trabajo y Economía Social, e Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, para que no marginen a los trabajadores en ERTE en función de los sectores a los que pertenece su empresa.

“Nos preocupa profundamente que comience a trascender que hay una serie de sectores que el Gobierno considera más dañados por la crisis del covid-19 y otros no. Algo así como comenzar a establecer trabajadores de primera y de segunda clase en cuanto a medidas de protección”, advierte Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

 

A %d blogueros les gusta esto: