El 21 de septiembre es, a propuesta de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el Día de la Paz, un día dedicado al fortalecimiento de los ideales de paz, mediante la observación de 24 horas de no violencia y alto el fuego.

Una paz que debe ir más allá de la ausencia del conflicto armado. Y es que únicamente podemos plantearnos un desarrollo humano, mínimamente armonioso, partiendo de una base de paz y justicia.

Hoy en día existen muchos conflictos armados y violentos abiertos que abarcan países de todos los continentes: desde Siria, a Colombia, Palestina, Ucrania, Yemen, Somalia, Sudán, Afganistán, etc.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: