Hay quienes piensan que las diferencias entre los sexos no existen.
También en que los avances en la igualdad entre mujeres y hombres se consiguen solas sin necesidad de actuar para ello.
Esto es lo que la representación sindical en la mesa de negociación del plan de Igualdad en Decathlon cree que debe pensar la empresa.
Tras dos años de reuniones con el objetivo de negociar el II Plan de Igualdad en Decathlón, la pasada reunión de la comisión negociadora, CCOO, UGT y USO es decir, el 100% de la parte social, hemos comunicado a la empresa; No avanzamos.
En todo este tiempo la falta de interés de la empresa se ha ido poniendo de manifiesto hasta realizar en las últimas reuniones una maniobra de retroceso poniendo en duda objetivos puestos desde el principio en la negociación. Así, las posibilidades de acuerdo son muy difíciles dado el punto en el que nos encontramos tan distante entre una versión reducida del primer plan negociado tras la publicación de la ley del 2007, que pretende la empresa y un segundo plan con medidas en consonancia con las nuevas normas publicadas en 2019 y 2020 que es la propuesta de la parte social.
No puede existir una negociación si alguna de las partes no tiene interés y en este caso solo puede ser; Un compromiso real con la igualdad de las mujeres trabajadoras en la empresa.
Con posiciones tan distantes después de tanto tiempo, con la revelación última de cuestionar elementos clave sobre los que llevamos hablando todo el proceso sin que antes hubieran dicho nada y con la sugerencia que hizo en la última reunión de volver a los primeros pasos, al principio. Esperamos que todo esto no sean escusas, así que en aras de resolver esta situación en la pasada reunión se ha propuesto por la parte social acudir a los procedimientos y órganos de solución de conflictos.
La respuesta de la empresa ha sido que lo tienen que pensar. Ha pasado más de una semana y aún no hemos recibido ninguna respuesta.
En estos momentos de reflexión de la empresa, le decimos que pongan en análisis lo que llevamos toda la negociación diciendo; El plan de Igualdad debe ser el instrumento capaz de corregir y prevenir los desequilibrios que puedan existir entre la plantilla; Hay más parcialidad en las mujeres, menor representación en los puestos más altos y dificultades en la promoción.
Si esto no lo entiende, la falta de compromiso de la empresa será el motivo de que no tengamos un acuerdo en el Plan de Igualdad.

A %d blogueros les gusta esto: