Los trabajadores de la empresa Gerusia, que gestiona varios de los centros de día del Principado de Asturias, han percibido los abonos de la Caja de  Resistencia y Solidaridad de USO tras la cadena de huelgas que protagonizaron en noviembre para reclamar un salario digno.

La plantilla secundó cinco días de huelga, y, además, algunas trabajadoras fueron sancionadas por no ceder ante las presiones para no secundar la huelga. «Para hacer frente a estos casos es para lo que tenemos nuestra CRS. En un sector tan precarizado como el de los centros de día y el de los cuidados en general, perder cinco días de sueldo en un mes provoca auténticos dramas para llegar a fin de mes», explica Miguel Rivero, responsable de la Federación de Servicios de USO y asesor del colectivo.

Movilizaciones que se dan «precisamente para conseguir algo tan básico como se aplique la subida pactada, que era del 2% para 2019 y otro 2% para 2020, 20 euros al mes prácticamente», recuerda Rivero.

A %d blogueros les gusta esto: