Sin acuerdo entre Diálogo Social y sin valentía para afrontar una reforma fiscal, el resultado es que no habrá subida del SMI: se ha quedado congelado en 950 euros para 2021. Ni los 1.000 euros a los que se iba a llegar en la última negociación y no se llegó, ni el 0,9% que subirán las pensiones y el sueldo de funcionarios y otros empleados dependientes de las Administraciones Públicas. Ni mucho menos el 1,8% que suben las pensiones mínimas de todos los grupos.

“Hace un año, asistimos al mercadeo con el SMI, a una puja vergonzosa donde lo que menos importaba eran los ingresos de los trabajadores que menos cobran. El Diálogo Social claudicó por debajo de una cifra que no era una solución, pero sí al menos un simbolismo: los 1.000 euros. Y ahora esos 950 euros mensuales quedan tatuados. Nuevamente, la solución frente a una crisis pasa por contracción y austeridad, aquello que ya se demostró que no funcionó”, denuncia Joaquín Pérez, secretario general de USO.

Las pensiones suben un 0,9%, como el salario de los empleados públicos. Y las pensiones mínimas, el 1,8%. Un 1,8%, aplicado al SMI, habría supuesto 17,1 euros al mes, llegar a los 967,1 euros. En una media jornada, 8,55 euros. Sin embargo, el SMI no se moverá.

A %d blogueros les gusta esto: