Actualización del Plan Estatal de Vivienda con orientación a víctimas de violencia de género y otros colectivos desprotegidos

Debido al impacto socioeconómico de la pandemia por coronavirus covid-19 en nuestro país, se ha aprobado el “Programa de ayuda a las víctimas de violencia de género, personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, personas sin hogar y otras personas especialmente vulnerables”. Es un ajuste del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, orientado a estos colectivos más desprotegidos frente a los efectos de la crisis sanitaria.

¿Cuál es el objetivo de esta ayuda para la vivienda?

El objetivo es facilitar una vivienda de forma inmediata a las personas víctimas de violencia de género, a las personas objeto de desahucio de su vivienda habitual, a las personas sin hogar y a otras personas especialmente vulnerables.

No podrán beneficiarse de la ayuda las personas que dispongan de una vivienda en propiedad, o en régimen de usufructo, que puedan ocupar tras la acreditación de la condición de víctima de violencia de género, el desahucio de su vivienda habitual o la consideración de especialmente vulnerable.

¿Quiénes determinarán la condición o no de persona vulnerable para acceder a esta ayuda?

Serán los servicios sociales de las comunidades autónomas o de las administraciones locales correspondientes los que decretarán la consideración de persona especialmente vulnerable.

¿En qué consiste la ayuda para obtener una vivienda de forma inmediata?

Las comunidades autónomas pondrán a disposición de la persona beneficiaria una vivienda adecuada a sus circunstancias en términos de tamaño, servicios y localización. La vivienda será ocupada en régimen de alquiler, de cesión de uso, o en cualquier otro tipo de régimen de ocupación temporal admitido en derecho.

¿Cual será la cuantía de la ayuda?

Según las circunstancias personales de la persona beneficiaria, las ayudas podrán ser de:

  • Hasta 600 euros al mes y hasta el 100% de la renta o precio de ocupación del inmueble. En supuestos debidamente justificados por el órgano concedente de la ayuda, podrá alcanzar hasta 900 euros al mes y hasta el 100% de la renta o precio de ocupación establecido.
  • Hasta 200 euros al mes para atender los gastos de mantenimiento, comunidad y suministros básicos, con el límite del 100% de los mismos.

Para determinar la cuantía exacta, se deberá contar con el informe favorable de los servicios sociales de la comunidad autónoma o de la administración local correspondiente.

¿Cuáles son los plazos de la ayuda?

Estas ayudas se podrán conceder por un plazo máximo de cinco años. Se pueden acumular a los plazos anteriores, con efectos retroactivos, la cuantía necesaria para atender al pago del alquiler o los gastos de mantenimiento, comunidad y suministros básicos de los seis meses anteriores a los que la persona beneficiaria, en su caso, no hubiera podido hacer frente.

¿Cómo se podrán conceder?

Las comunidades autónomas podrán conceder estas ayudas de forma inmediata, mediante adjudicación directa, a las personas beneficiarias, con la sola acreditación de la condición de víctima de violencia de género, del desahucio o lanzamiento, inminente o ya realizado, de la vivienda habitual, de la condición de persona sin hogar o de la condición de persona especialmente vulnerable.

A tal efecto, se adjuntará un informe de los servicios sociales autonómicos o locales correspondientes. En él, se atenderán y valorarán las circunstancias personales que aconsejen la concesión de la ayuda.

Otros recursos disponibles para personas especialmente vulnerables a los efectos de la crisis del coronavirus

En septiembre de 2018, se modificaron los procedimientos por los que se acredita la condición de víctima de violencia de género y que puedes consultar en este enlace.

Además, durante el estado de alarma, continúa siendo prioritario y esencial la atención a víctimas de violencia de género, que disponen de más recursos de denuncia por la dureza del confinamiento.

USO también ha recopilado las medidas para garantizar los suministros durante la crisis del coronavirus y la atención a personas sin hogar, aunque USO denuncia la falta de presupuesto para la “Estrategia para personas sin hogar”.

A %d blogueros les gusta esto: