La crisis sanitaria provocada por el coronavirus está conllevando prácticas empresariales que distan mucho de la responsabilidad requerida en estas circunstancias, lo que está llevando entre otras consecuencias a perjuicios notables para con muchos trabajadores y trabajadoras.

Un nuevo caso lo encontramos en la cadena Meliá, que desde el pasado 6 de marzo está procediendo a mecanismos de ERTE, no renovación de eventuales, no llamamiento a fijos discontinuos, reducciones de salarios, daños a quienes están en situación de IT (incapacidad temporal) y despidos varios, que pueden afectar a cientos de personas en toda España. También en varios centros de trabajo de esta cadena en Balears se da el caso, y en USO Illes Balears estamos atentos a cuantas medidas tengamos que tomar.

“Nos han llegado ya casos de personas afectadas por las medidas anunciadas por Meliá, y ya estamos viendo signos claros de aprovechamiento ilegal de la pandemia para proceder a despidos, con lo que iremos a por la nulidad del despido en aquellos casos en los que tengamos argumentos para ello. Es una caza de brujas encubierta. Estamos hablando de un grupo empresarial con cientos de millones de beneficios en 2019 y con una situación de éxito sin precedentes desde 2012, así que no nos quedaremos de brazos cruzados. Seremos parte de esa unión de fuerzas sindicales que ahora se requiere para luchar por los derechos de los trabajadores y trabajadoras, y para evitar despidos ilegales y situaciones de desamparo en las familias que dependen de esos empleos”, declara Francisco Melgarejo, secretario general de la FS de USO Illes Balears.

A %d blogueros les gusta esto: