A dos días de que termine el periodo de consultas del ERE en Douglas, los avances son tan mínimos que hacen imposible el acuerdo. La escasa reducción de despidos y el desacuerdo en cuanto a cuestiones básicas como que prime la voluntariedad o la cuantía de la indemnización, mantienen las posiciones muy enfrentadas.

Desde el punto de vista de USO, CCOO y UGT, Douglas está buscando el fracaso de las negociaciones y tal y como ha terminado la reunión es imposible firmar un acuerdo. La plantilla volverá a intentar mañana que la empresa la escuche, tanto en la calle como en la mesa de negociación.

DESCARGAR COMUNICADO↓

A %d blogueros les gusta esto: