La empresa Concessionaria Hospital Universitari Son Espases (CHUSE) inició el pasado 13 de enero un período de consultas acerca de la modificación sustancial de las condiciones de trabajo que, junto con IBSalut, quieren aplicar a la plantilla del servicio de limpiezas. Dicha actuación se debe a que el Tribunal Superior de Justicia de les Illes Balears (TSJIB) obliga a la empresa por la vía de lo contencioso administrativo a cumplir con una serie de porcentajes de presencias en los turnos de trabajo del hospital durante los fines de semana, presencias que no se cumplían en esos términos hasta ahora y que, de ser implantados del modo en que plantean a partir de febrero, requerirán de la contratación de más personal y del cambio de los turnos de prácticamente toda la plantilla. Así pues, desde la Comisión Negociadora del Comité de Empresa del servicio de limpiezas (en el que USO Illes Balears es sindicato mayoritario) no nos hemos quedado al margen. Al contrario, estamos haciendo (y seguiremos haciendo) todo lo posible por defender los derechos y las condiciones laborales que consideramos justas, urgentes y razonables para las trabajadoras a las que representamos.

  • Lo que empresa e IBSalut plantean conlleva el riesgo de que se pierdan derechos de conciliación por parte de las trabajadoras, ya que uno de los puntos principales de la propuesta inicial de cuadrantes para 2021 presentada por la empresa (con el que, desde luego, no estamos de acuerdo) solo garantiza el descanso de un fin de semana al mes.

  • Dadas las circunstancias especiales marcadas por la pandemia de COVID-19, a estas trabajadoras ya se les está exigiendo a diario aún más carga de trabajo con la misma plantilla (prácticamente la misma, ya que desde Concessionaria comunican que han contratado más personal para reforzar dichos servicios –en concreto, 30 personas más- pero, una vez analizados los documentos y teniendo en cuenta las sustituciones de personal que está de baja, no puede constatarse tal aumento de plantilla).

  • Resulta difícil encontrar otro hospital de estas características en España que cuadre los horarios de la manera en que van a exigir a estas trabajadoras, con presencias en los mismos niveles durante los fines de semana que entre semana (siendo la carga de trabajo entre semana mucho mayor, como puede entenderse).

  • Las condiciones y disposiciones se han presentado sin consenso alguno.

  • Los descansos ya de por sí no están siendo respetados en los términos que establece el Convenio.

  • Y desde IBSalut dejan claro que desde el 1 de febrero se implantarán los nuevos cuadrantes, a pesar de lo que el Comité de Empresa argumenta.

No podemos entender que si la empresa no cumple con la cobertura de turnos y de número de personal demandada por IBSalut, el asunto repercuta siempre en las mismas, las trabajadoras del servicio de limpieza, quienes en caso de tener que aumentarse el número de personas que en determinados horarios han de estar en el centro de trabajo, son (repetimos, siempre) las que soportan ese aumento de horas y/o turnos. En definitiva, vivir para trabajar nunca puede ser la solución, y es lo que está sucediendo con ellas, cuyas vidas propias y conciliación quedarán muy limitadas de no remediarse la situación.

Por ello, y toda vez que el período de consultas y posibles acuerdos en la Comisión Negociadora ha terminado hoy con una reunión en la que los planteamientos del Comité no han sido satisfechos y no se ha alcanzado el consenso esperado, apoyaremos las actuaciones que en los próximos días se pongan en marcha, desde nuevas reuniones tanto con Gerencia del Hospital de Son Espases como con Gerencia del IBSalut, hasta posibles concentraciones y movilizaciones u otras medidas más complejas.

Las reivindicaciones de las trabajadoras de Limpiezas de Son Espases merecen ser visibilizadas para que la sociedad balear entienda el problema en toda su extensión.

A %d blogueros les gusta esto: