Ryanair ha vuelto a ser condenada por la Audiencia Nacional por vulneración de los derechos de libertad sindical

Ryanair ha vuelto a ser condenada por la Audiencia Nacional por vulneración de los derechos de libertad sindical

Después de la sentencia por cesión ilegal de trabajadores, Ryanair ha vuelto a ser condenada por la Audiencia Nacional por vulneración de los derechos de libertad sindical y el derecho de huelga de los trabajadores que participaron en los paros convocados en septiembre de 2019.

En la última sentencia de la Audiencia Nacional se condena a Ryanair a indemnizar a cada sindicato con 30.000 euros y a reponer a los trabajadores que participaron en la huelga de septiembre de 2019 el bonus de productividad mensual por importe de 150 euros mensuales. De este solo se deducirá la cantidad 5 euros por cada día de participación en dicha huelga.

Defensa del derecho de huelga

La Audiencia Nacional es muy clara en su pronunciamiento al defender que el derecho de huelga “no sólo supone para el trabajador el derecho a la suspensión de su obligación de trabajar, sino que impone al empresario limitaciones en su poder directivo y organizativo que se ve legítimamente constreñido por la afectación que le causa la huelga en una doble vertiente: perjuicio al proceso productivo e interdicción de las decisiones que pudieran suponer una intromisión en el ejercicio de la huelga”.

Tras analizar los hechos denunciados por USO y SITCPLA, el tribunal ha acreditado que Ryanair “tomó decisiones intrusivas en el ejercicio de la huelga que se vio perjudicada y en consecuencia el derecho de libertad sindical de las organizaciones convocantes, ejercicio de la actividad sindical del que forma parte de su núcleo esencial”.

“Esta sentencia demuestra que Ryanair vulneró los derechos fundamentales de la plantilla en la huelga de septiembre del 2019, llevando a cabo toda clase de malas prácticas antisindicales, impidiendo el legítimo derecho de los trabajadores a hacer huelga”, recalca Raquel Bautista, responsable de Comunicación de USO-Ryanair. Además, se pone de manifiesto que se incumplió el decreto de servicios mínimos emitido por el Ministerio de Transportes, decisión administrativa ya de por sí nula tras la impugnación de los sindicatos ante los juzgados de lo contencioso.

Huelga contra el cierre de bases en Canarias y Girona

Esta sentencia hace referencia a las jornadas de huelga de septiembre de 2019 contra el cierre de las bases de Tenerife, Las Palmas de Gran Canaria y Girona y las extinciones de contratos de trabajo anunciadas por Ryanair que afectarían todos los tripulantes que prestaban servicios en esas bases.

Los sindicatos solicitaron a la empresa la relación de vuelos protegidos por servicios mínimos, así como el número de tripulantes en servicio de imaginarias en esas bases durante la convocatoria de huelga. Sin embargo, Ryanair no remitió dicha información, sino que, además, realizó una encuesta previa a través de correo electrónico para conocer qué trabajadores iban a secundar o no la huelga.

Así mismo, Ryanair incurrió en el uso abusivo de su poder de dirección mediante la asignación de guardias sin especificar el servicio mínimo que tendrían que cubrir, pues se asignaban a los trabajadores la totalidad de los vuelos declarados como protegidos, fuesen o no de su base.

En este sentido, la sentencia de la Audiencia Nacional es muy clara: “se aprecia que todas estas medidas van orientadas a incidir en el ejercicio del derecho por parte del empresario amenazando con pérdidas salariales indebidas, hiperprotegiendo el acceso al trabajo y no participación en la huelga y promocionando el esquirolaje”.

Se confirma ante la Audiencia Nacional la cesion ilegal de trabajadores en Ryanair.

Se confirma ante la Audiencia Nacional la cesion ilegal de trabajadores en Ryanair.

Más de 400 tripulantes de cabina podrán reclamar su derecho a ser reconocidos como trabajadores de Ryanair

Tras demanda de USO y SITCPLA, la Audiencia Nacional ha emitido sentencia en la que declara que los contratos de trabajo de más de 400 tripulantes de cabina con Crewlink y Workforce constituyen una cesión ilegal de trabajadores. donde el verdadero empresario es Ryanair. Por tanto, la Audiencia reconoce el derecho de estos trabajadores a optar por la condición de trabajadores en la aerolínea Ryanair.

Los más de 400 tripulantes afectados por esta sentencia podrán ahora reclamar su derecho a ser reconocidos como trabajadores de Ryanair. De esta forma, sus condiciones laborales serán las mismas que los contratados directamente por la aerolínea irlandesa. USO-Sector Aéreo recuerda que la diferencia salarial entre los tripulantes de agencia y los contratados por la propia Ryanair ronda entre el 40% y el 60%.

Tras esta sentencia, Ryanair no podrá continuar con su modelo de negocio ilegal en España. Un negocio que, desde 2004, cuando Ryanair inició el uso de “agencias” para contratar al personal de cabina, se ha basado en atentar contra los derechos de los trabajadores. La legislación obliga a retribuir de igual manera a trabajadores contratados por la propia empresa y a aquellos contratados por empresas de trabajo temporal. Gracias a este ilegal modelo, Ryanair ha competido durante años en el mercado laboral abaratando costes laborales de manera considerable y abusiva.

Cesión ilegal, ahora constatada por la justicia

Los sindicatos USO y SITCPLA demandaron a la compañía irlandesa por cesión ilegal de trabajadores. Los equipos jurídicos de ambos sindicatos argumentaron que en los contratos de trabajo suscritos con Crewlink y Workforce existía un régimen disciplinario idéntico, un régimen de ruta, protocolo de prestación de servicios y guía para los trabajadores establecidos por Ryanair, iguales para todos, fueran estos contratados por Ryanair, Crewlink o Workforce.

Es decir, los trabajadores contratados por las denominadas “agencias de contratación” prestan sus servicios de igual forma que la plantilla de Ryanair, realizando las mismas tareas, portando el mismo uniforme, utilizando las mismas tarjetas de identificación y recibiendo una misma formación.

Estos hechos ya habían sido constatados por la Inspección de Trabajo, tras denuncia de los sindicatos, y ahora se confirman en esta sentencia de la Audiencia Nacional que argumenta:

  • Ryanair ejerce el poder de dirección y organización del trabajo en todos los aspectos básicos de la prestación de
    servicios (programación de vuelos; programación y cambios de guardias; concesión de vacaciones; fichaje; poder disciplinario).
  • Hay una confusión de plantillas marcadamente pretendida por Ryanair. Los mismos procedimientos de trabajo, misma atención al público y la misma apariencia externa de la uniformidad.
  • No se percibe la necesidad técnica que supondría para la aerolínea incorporar nuevos tripulantes de cabina a través de empresas externas en lugar de contratarlos.
  • No existe asunción del riesgo empresarial por parte de Crewlink y Workforce.
Los despidos del ERE de Ryanair La Audiencia Nacional los declara improcedentes

Los despidos del ERE de Ryanair La Audiencia Nacional los declara improcedentes

Tras el ERE de Ryanair en Canarias y Girona, en enero de 2020, que fue declarado nulo, la Audiencia Nacional ha declarado improcedentes los despidos de 174 trabajadores. La Audiencia obliga ahora a Ryanair a indemnizar a los trabajadores. Concretamente, con “45 días por año de prestación de servicios con un tope de 42 mensualidades por el periodo de prestación de servicios anterior al 12 de febrero de 2012” y “33 días por año cada año de prestación de servicios con un tope de 24 mensualidades por el periodo de prestación de servicios desde el 12 de febrero de 2012 hasta la fecha de la presente resolución”, en lugar de los 20 días por año pretendidos inicialmente por Ryanair.

Además, obliga a Ryanair a indemnizar complementariamente a los trabajadores con “15 días adicionales por año de prestación de servicios con un tope de 12 mensualidades”.

A estas indemnizaciones se suman los salarios de tramitación dejados de percibir por lostrabajadores desde el 9 de enero de 2020, junto con el abono de las cuotas de Seguridad Social desde enero de 2020 hasta la emisión del auto, 9 de marzo de 2021.

  • Mala fe, actuaciones fraudulentas e incumplimiento del fallo

La Audiencia Nacional ha justificado el fallo en la existencia de mala fe patronal así como en las actuaciones fraudulentas llevadas a cabo por Ryanair tras la sentencia que declaraba nulo el ERE. Hace referencia al hecho de pretender incluir en un ERTE a los trabajadores que fueron objeto del despido declarado nulo. Además, también subraya el perjuicio causado a los trabajadores por el incumplimiento del fallo de la sentencia, quienes deben recibir la máxima compensación por la pérdida injustificada de sus empleos.

Entre los trabajadores despedidos de Canarias y Girona, se encuentran los que Ryanair denomina “trabajadores de agencia”, resuelto ya por la Inspección de Trabajo como cesión ilegal de trabajadores de las agencias Crewlink y Workforce a Ryanair, que siguen todavía a la espera de saber si su despido es también nulo.

  • El auto clarifica las demandas de los sindicatos en Ryanair

Tras meses de lucha y la negativa de Ryanair a pagar a sus trabajadores, esta sentencia viene a clarificar las demandas de los sindicatos USO y SITCPLA. Ambos sindicatos reclamaban la improcedencia de los despidos o la reapertura de los centros de trabajo. En referencia a este último, el Tribunal ha valorado que existe “una imposibilidad legal de readmisión en sus propios términos” tras haberse cerrado las bases de Canarias.

USO-Sector Aéreo lamenta que la Audiencia Nacional haya dejado pasar una oportunidad histórica de abrir una nueva vía de jurisprudencia garantista para los trabajadores, al aceptar el cierre de las bases. «Todo lo reconocido por el auto llevaría claramente a decretar despidos nulos. Pero, para ello, el tribunal tendría que considerar que los centros de trabajo existían, algo que no han querido entrar a valorar. Quedando perfectamente demostrada y reconocida por la Sala la falta de motivación del cierre de las bases, esperábamos de la Audiencia Nacional una mayor valentía para prohibir ese cierre”, consideran.

Las aerolíneas y el sector aéreo han sufrido un duro golpe en 2020 debido al covid-19. Las compañías intentan sobrevivir mientras que los trabajadores reclaman unas condiciones laborales adecuadas. Analizamos la situación de este sector desde el punto de vista sindical

Las aerolíneas y el sector aéreo han sufrido un duro golpe en 2020 debido al covid-19. Las compañías intentan sobrevivir mientras que los trabajadores reclaman unas condiciones laborales adecuadas. Analizamos la situación de este sector desde el punto de vista sindical

Después de un 2020 fatídico para las aerolíneas, con pérdidas de 99.500 millones de euros según datos de IATA, el 2021 no será muy distinto. Aunque la caída libre de 2020 no parece que se vaya a repetir de igual forma.

Según las estimaciones, las pérdidas de las aerolíneas frenarán progresivamente a lo largo del año, y en el último trimestre de 2021 se registrarán por primera vez beneficios. La reapertura de las fronteras o la distribución de la vacuna serán claves en la recuperación económica del sector. Algunos economistas auguran una recuperación en V para el sector. Sin embargo, los expertos pronostican que el sector no volverá a recuperar su situación prepandemia hasta 2024.

Actualmente, las previsiones indican que este año el sector aéreo se verá afectado con unas pérdidas en torno a 32.000 millones de euros, menores que las de 2020, pero aún negativas. IATA prevé un aumento de ingresos en el sector (hasta los 459.000 millones) pero también de los gastos a 491.000 millones de euros, 61.000 millones más que el pasado 2020.

  • Los trabajadores, los más perjudicados por la crisis en el sector

Pese a la mala situación económica de las aerolíneas, no podemos olvidar la situación de los trabajadores. Por un lado, existe un riesgo permanente para la salud. El trabajo en un entorno cerrado como la cabina de un avión tiene riesgos, a pesar de las medidas de seguridad que se están aplicando. Y aunque un aeropuerto es una zona relativamente segura, por él pasan miles de personas cada día, por lo que tomar precauciones es necesario.

Por otro lado, existe una gran incertidumbre sobre el futuro de los derechos laborales en el sector aéreo. Las consecuencias de esta crisis no solo afectan a las compañías, también a los trabajadores que son los que más están sufriendo la situación.

La crisis del covid-19 ha dividido a las aerolíneas en dos grupos: las que han apostado por el factor humano y las que han aprovechado la situación para posicionarse mejor como empresa, ignorando a sus trabajadores. En este último grupo se encuentran empresas como Ryanair, denunciada por USO, que ha impuesto recortes salariales a la vez que declara tener 4.500 millones de euros en efectivo y contratar nuevos trabajadores para despedir a aquellos que no aceptan los recortes.

Algunas aerolíneas han negociado complementos salariales al pago de la prestación por desempleo, aunque otras se han negado a ello. Si bien es cierto que las empresas han sufrido el impacto de la crisis, algunas se han sensibilizado más por los trabajadores que otras.

Toda vez que comience la recuperación en el sector, los derechos laborales podrían salir seriamente dañados. Aerolíneas como la húngara Wizzair o Ryanair podrían dictar las normas del juego, obligando al resto de compañías a rebajar derechos laborales para poder competir con ellas, tanto a nivel nacional como internacional.

  • Los ERTE como forma de supervivencia

Uno de los principales salvavidas para las aerolíneas está siendo la aplicación de ERTE, asignando cierta actividad a los trabajadores, en mayor o menor medida. En algunas compañías como Norwegian o Finnair la suspensión laboral es total desde marzo, a la espera de una recuperación en el sector.

En la actualidad, un elevado porcentaje de los trabajadores que llevan en ERTE desde marzo no ha abandonado está situación. De hecho, ya está aprobada una extensión de los ERTE en el sector hasta mayo. Si no se hubiesen prorrogado, las aerolíneas vaticinan que la baja carga de trabajo unida a la situación económica provocaría una ola de despidos.

La permanencia indefinida en ERTE conlleva una serie de consecuencias económicas y psicológicas para los trabajadores. Cuestiones como el desgaste que produce la reducción de salarios, el miedo al contagio en el puesto de trabajo o la incertidumbre sobre cuándo terminará esta situación están teniendo un impacto emocional sin precedentes para los trabajadores del sector.

Desde los distintos gobiernos europeos debe mantenerse una posición realista y consciente de que deben destinarse recursos económicos para mantener a los trabajadores suspendidos de actividad por la pandemia. Varios ministros europeos de Italia, Luxemburgo, Dinamarca, Bélgica, Francia, Holanda, Portugal, Austria o España han firmado un manifiesto en este sentido. Si bien España no formaba parte de los firmantes en un inicio, tras la petición de sindicatos como USO, se ha sumado a esta lista. Desde USO esta decisión se entiende como un paso en la buena dirección, siempre y cuando la firma vaya acompañada de acciones coherentes en este sentido.

  • USO, comprometida con los derechos de los trabajadores de aerolíneas

USO tiene participación en los comités de empresa de varias compañías del sector aéreo. En cada una de ellas se están dando situaciones diferentes, entre las que se incluyen prácticas fraudulentas o irrespetuosas con sus trabajadores. Por ello, USO lleva a cabo un trabajo diario continuo para mejorar su situación laboral.

En Lauda Europe, aerolínea del grupo Ryanair, USO ha presentado denuncia por fraude en las ayudas por ERTE ante Inspección de Trabajo. La empresa se ha dedicado a traer trabajadores extranjeros de sus bases en Alemania y Austria durante el verano mientras los trabajadores en España permanecían en ERTE. Este hecho es ilegal al servirse la empresa de las ayudas públicas españolas para subvencionar el excedente de trabajadores extranjeros. La denuncia está a la espera de resolución.

En el caso de Ryanair, USO ha denunciado el uso fraudulento de los ERTE para los trabajadores despedidos ilegalmente en el ERE de Canarias y Girona. Además, ha denunciado el fraude en el ERTE del resto de trabajadores a nivel nacional, tras haber traído trabajadores extranjeros durante el verano mientras se mantenía en ERTE a los de las bases españolas.

En cuanto a Air Europa, USO está pendiente de la fusión entre esta e Iberia y velará para que el impacto de esta operación sea el mínimo para la plantilla y se mantengan sus condiciones.

Por su parte, Iberia Express ha decidido dejar de renovar a los tripulantes con contrato laboral y de prácticas desde el pasado mes de marzo, pasando de una plantilla de unos 450 tripulantes de cabina antes de la pandemia a unos 200 en la actualidad.

Norwegian, al igual que Finnair, permanecen en ERTE total desde marzo. Además, la aerolínea noruega es una de las compañías más afectadas del sector. Se encuentra en un concurso de acreedores en toda Europa y en España se prevé el despido de más de 400 tripulantes de cabina en los próximos meses.

  • Reivindicaciones de USO-Sector Aéreo

USO-Sector Aéreo considera que queda mucho trabajo por hacer en materia de derechos laborales en el sector, tanto por parte de las empresas como por parte del Gobierno.

Por ello, USO-Sector Aéreo reivindica:

  • El mantenimiento de las ayudas a los trabajadores en ERTE, pero también una cobertura responsable a aquellos que pierdan su trabajo.
  • Que se fiscalice a aquellas empresas que abusan de las ayudas estatales en su propio beneficio, como es el caso de Ryanair.
  • Mantener la protección de la salud en el entorno laboral, animando a las aerolíneas a disponer recursos en este sentido.
  • La futura recuperación no debe ser aprovechada en el sector para nuevos modelos de contratación ilegales como la cesión ilegal de trabajadores y falsos autónomos, o contrataciones temporales precarias. Ya que estas medidas aparecen en el manifiesto firmado por los ministros europeos, deben de ser cumplidas por las diferentes empresas.
  • Inversión en los recursos necesarios para una salida responsable de la crisis epidemiológica en el sector aéreo, clave para España como potencia mundial en turismo.
USO gana las elecciones sindicales de la empresa Air Nostrum en Valencia

USO gana las elecciones sindicales de la empresa Air Nostrum en Valencia

 

 

Se revalida una victoria holgada

Ayer, 17 de noviembre se celebraron las elecciones sindicales de Air Nostrum en Valencia. En estas elecciones se elegían 13 representantes siendo los resultados los siguientes:

*- ATMA/USO obtiene 8 (sube 1 sobre el anterior)
*- El resto son 3 para ASETMA y 2 para CCOO.

La participación fue muy elevada: del 88%.
Uso vuelve a ganar las elecciones sindicales. Es una victoria holgada basada en los datos definitivos. Esto supone revalidar un primer puesto.

Pedro Alzina, secretario general de USO sector aéreo, explicaba ayer que con estos datos en la mano se puede contemplar que USO vuelve a ser la organización sindical más votada por los trabajadores y que indudablemente éstos están valorando de forma positiva la importante labor de información, asesoramiento y apoyo directo del sindicato en estos difíciles momentos».

Nuestro agradecimiento a los que nos han confiado su voto y la enhorabuena a los delegados elegidos.

USO anuncia demanda contra la modificación de condiciones en Ryanair

USO anuncia demanda contra la modificación de condiciones en Ryanair

El sindicato USO ha anunciado que presentará en los próximos días demanda de impugnación contra la modificación sustancial de condiciones de trabajo que aplicará Ryanair a sus trabajadores a partir del 1 de agosto, tras no haber alcanzado un acuerdo con los sindicatos.

USO Sector Aéreo denuncia que los trabajadores de Ryanair verán sus salarios disminuidos hasta un 60% e, incluso, en algunos casos podrían llegar a cobrar menos de 500 euros al mes, después de que Ryanair haya decidido aplicar estas rebajas salariales abusivas que llevarán a sus empleados a malvivir durante los cuatro años que durará la medida dictatorialmente impuesta por la empresa.

La modificación de condiciones incluye una reducción salarial de hasta 1.400€ al año; la suspensión del bonus de productividad de 1.800€ anuales; reducción de horas de trabajo y la pérdida prácticamente total de la venta a bordo.

“Entendemos que la situación en la aviación es muy complicada, pero Ryanair es una empresa solvente y la medida aplicada por la empresa no está justificada ni en plazo ni en forma. Estamos muy preocupados porque esta medida va a llevar a muchas familias a una precariedad imposible de sostener. Habrá salarios que no superen ni el Salario Mínimo Interprofesional”, explica Lidia Arasanz, secretaria de Comunicación de USO-Ryanair.

USO considera que las medidas impuestas por Ryanair no están justificadas para la supervivencia de la empresa. “Una empresa como Ryanair, con ganancias millonarias anuales, que además ya ha dicho públicamente en varias ocasiones que puede sobrevivir hasta 12 meses sin volar, que tiene más de 4.000 millones de euros en caja y a la que el cierre o reducción de otras aerolíneas siempre le beneficia, no debería hacer dumping social, maltratando a sus trabajadores que la han convertido en una de las aerolíneas más rentables en los últimos años”, señala Gustavo Silva, secretario general de USO Ryanair.