28 de Mayo día internacional de Acción por la Salud de las Mujeres

28 de Mayo día internacional de Acción por la Salud de las Mujeres

El Día Internacional de Acción para la Salud de las Mujeres es una fecha emblemática que cada año se celebra para sensibilizar a la población mundial de la importancia de la salud sexual y reproductiva de las mujeres, pero que este año no tendrá ninguna celebración o evento público debido a la pandemia que azota a toda la humanidad y que obligatoriamente mantiene a las personas resguardadas en sus hogares

Desde que en 1987 las integrantes de la Red Mundial de Mujeres por los Derechos Reproductivos acordaron declarar el 28 de mayo como Día Mundial de Acción por la Salud de las Mujeres, se conmemora este día con el propósito de reafirmar el derecho a la salud como un derecho humano al que las mujeres deben acceder sin restricciones o exclusiones de ningún tipo, y a través de todo su ciclo de vida. La decisión fue tomada debido a que cada año, se pueden ver los graves problemas de salud que millones de mujeres sufren en distintos países, debido a la pobreza, la violencia, las guerras, la discriminación y excusión social ya sea por religión, raza o preferencia sexual.

Este año, no se va a celebrar de forma pública como en ediciones anteriores como consecuencia del estado de alarma en el que nos encontramos por la pandemia del  COVID-19, pero sí queremos desde esta nota de prensa hacer eco de cómo está afectando  en la salud de  millones de mujeres.

Esta crisis afecta a las mujeres de manera muy relevante en varias dimensiones: los cuidados (esenciales para abordar la pandemia) recaen mayoritariamente en las mujeres, que asumen mayor carga en las tareas domésticas y el cuidado de menores, en particular con el cierre de los colegios; en un contexto de eventual destrucción de empleo, las mujeres parten de una situación de desigualdad en el mercado de trabajo y la violencia de género se ve agravada en contextos de confinamiento como el actual, en los que las mujeres se ven obligadas a convivir con su agresor.

Esto ha ocasionado un gran impacto emocional, y también un sobreesfuerzo físico que indudablemente pasará factura en la salud de las mujeres.

Nuestro reconocimiento a tantas y tantas mujeres que han estado y están trabajando en primera línea de batalla en esta crisis sanitaria.

Guía laboral completa editada por USO, El teletrabajo y sus implicaciones

Guía laboral completa editada por USO, El teletrabajo y sus implicaciones

Guía laboral monográfica de USO para Teletrabajo: consejos, claves, salud laboral y necesidades,

 

El teletrabajo y la reducción al máximo de la actividad presencial fue la primera medida adoptada cuando se desencadenó la crisis sanitaria del coronavirus covid-19. Se apostó por el teletrabajo incluso antes de la declaración del estado de alarma. Esta emergencia evidenció que este país no estaba preparado para el trabajo a distancia y que el teletrabajo era una práctica residual en el tejido empresarial español. Una modalidad más propia de grandes empresas, normalmente negociada en planes de igualdad o convenios por ir dirigida a la conciliación de la vida personal y familiar.

Pasados los días de confinamiento y, tras iniciarse la desescalada, sigue siendo una prioridad legislativa fomentar el teletrabajo en los sectores y puestos donde sea posible. El trabajo a distancia se ha convertido en una medida fundamental para la protección de la salud y la contención de la pandemia.

Tras los primeros días de emergencia, donde tanto trabajadores como empresas han adaptado su situación como han podido para teletrabajar, es el momento de afrontar que esta crisis sanitaria nos obliga a cambiar nuestra forma de percibir la presencia en el centro de trabajo. Es por tanto el momento de comenzar a negociar y establecer bases para aplicarlo adecuadamente.

La guía sobre el teletrabajo de USO, una necesidad para las personas trabajadoras

Conscientes de esta necesidad y para facilitar el trabajo de negociación y propuesta de los delegados y delegadas de USO, ponemos a su disposición esta herramienta. La Secretaría de Acción Sindical y Salud Laboral, y la Asesoría Jurídica Confederal han elaborado una publicación que recoge las CLAVES DEL TRABAJO A DISTANCIA O TELETRABAJO.

En esta guía, analizamos el concepto del teletrabajo, la regulación en nuestro país, las implicaciones en materia de salud laboral y desconexión digital. Teniendo en cuenta que la normativa española en este aspecto es mínima y está desfasada, hemos recopilado cómo se ha acordado la implantación de esta modalidad en la negociación colectiva.

El teletrabajo: una herramienta a desarrollar y regular

Desde USO, creemos que el teletrabajo no es la solución, es una herramienta. Se trata de un concepto que necesita de muchos aspectos para que su implantación sea adecuada. Este sistema de trabajo tiene grandes virtudes; pero, a su vez, muchos peligros si no se regula adecuadamente. Y debe hacerse a través de la negociación, adaptándose a las necesidades concretas y protegiendo los derechos de los trabajadores que lo lleven a cabo.

Por lo tanto, resulta imprescindible una regulación de esta materia que proteja a las personas trabajadoras más expuestas ante la nueva crisis económica que se avecina originada por el covid-19. Alemania ya ha anunciado que está elaborando una ley del teletrabajo como un derecho de los trabajadores, para finales del 2020. Esperamos que España no se quede atrás.

Sorprendente propuesta patronal para cerrar el  Convenio Colectivo de Comercio de Mayoristas Distribuidores de Especialidades y Productos Farmacéuticos.

Sorprendente propuesta patronal para cerrar el Convenio Colectivo de Comercio de Mayoristas Distribuidores de Especialidades y Productos Farmacéuticos.

SORPRENDENTE PROPUESTA PATRONAL PARA CERRAR EL CONVENIO

Como todos y todas sabéis, la negociación del convenio sectorial quedó frustrada por no existir acuerdo entre  las  partes.  Después  de  dos reuniones en el  Servicio  Intercomunicador  de  Mediación y Arbitraje (SIMA), previas a la convocatoria de huelga por el desbloqueo del convenio, al final el equipo mediador hizo una propuesta que no fue aceptada por la patronal, procediéndose a la convocatoria formal de huelga.

Cuando deberíamos haber realizado las jornadas de paros se declaró la emergencia sanitaria por la Covid19 y en un ejercicio de responsabilidad por la parte social, se desconvocaron los paros, días después se paralizó el mundo y con ello las reuniones, acercamientos y todos nos dedicamos a luchar contra el virus.

Hace unos días decidimos que debíamos hablar con la patronal para dar algún tipo de tranquilidad al sector, sobre todo a los trabajadores y trabajadoras que como esenciales, no habéis dejado de trabajar en ningún momento de la pandemia y sin embargo, lleváis con el salario congelado desde 2018.

La reunión se ha producido hoy por videoconferencia, ha sido corta pero intensa y nos queda la sensación de que se quiere aprovechar el clima de caída de la actividad mundial y la previsión de crisis económica para incrementar los salarios de las plantillas lo menos posible.

Así, empezó FEDIFAR la exposición inicial hablando de crisis, de recordar la anterior y cómo se acometió desde el sector con mesura, cuando el sector como ahora, no ha tenido ni va a tener una situación tan complicada como otros sectores, ya que no le ha afectado cierre alguno durante el estado de alarma, si acaso le ha beneficiado, para acabar haciéndonos una propuesta que supone cerrar 2019 y medio 2020.

La patronal nos pide contención salarial ante la crisis venidera, pero en la época de bonanza siempre es reacia a equilibrar los salarios, como se demuestra que llevamos año y medio de negociación frustrada y una convocatoria de huelga, y todo para que cumplieran lo recomendado por CEOE y sindicatos, en cuanto a subidas salariales.

La propuesta fue la siguiente:

  • Incremento para 2019 del 8% (recordad que sería el 1.2% real, por el 0.6% que les debemos al adelantarlo en algunas empresas de la revisión de 2018)
  • Incremento para 2020 el IPC real, una vez conocido en enero de 2021, lo que quiere decir que no cobraríamos ningún incremento en 2020 y todo ello, si el IPC es positivo.

La parte social respondimos que no podíamos aceptar de ninguna manera, un incremento pírrico para 2019 ya que el año estaba pasado, no había crisis de ningún tipo y todas las empresas habían tenido beneficios, y que en el caso de 2020 tampoco podíamos aceptar que no hubiese ningún incremento hasta enero de 2021. Después de un receso les hicimos una propuesta de cierre de 2019 y 2020, en las siguientes condiciones:

  • Incremento 2019 en un 9%
  • Incremento de 2020 un 5% con revisión al alza sobre el IPC
  • Respeto de los redactados y cuestiones que teníamos acordados, como plus de nocturnidad, premios de fidelidad, defunción, permisos,

Además, el planteamiento social incluyó la posibilidad de que la vigencia del convenio se extienda hasta el 31 de diciembre de 2021, dando la posibilidad de que en materia de incrementos salarial, y siendo conscientes de la incertidumbre, se habilite la reunión de una incrementos salariales para ese año.

Pensamos que no se puede aprovechar el escenario de una futura crisis para seguir congelando el salario de las personas trabajadoras del sector. Sobre todo, porque al ser un servicio esencial, ni  se   ha parado la actividad, ni las empresas han dejado de vender incluso consiguiendo  el objetivo   antes de lo previsto, siendo un sector con ventas aseguradas incluso aunque se produjera una gran crisis.

Seguimos manteniendo que el sector se merece un convenio digno y sin trabas porque no las hay.

EL  Covid19  no  es  la  excusa  para  contener  salarios  y menos  en  el  sector  sanitario,  tanto  desde el Ministerio de trabajo como desde los sindicatos se está defendiendo que la subida salarial es  necesaria para fortalecer el consumo interno, y es un deber de los sectores    menos afectados tirar  del  carro del crecimiento.  Lo  contrario,  la  contención  salarial  solicitada,  los  ERTES  injustificados  a  cuenta  de los impuestos  y  salarios de sus plantillas, etc., solo retratan o retratarían  la nula responsabilidad social de esta patronal.

 

 

¡¡¡¡¡¡¡ NO PODEMOS DEJAR QUE LA COVID19 SEA UNA EXCUSA PARA CONTENER EL SALARIO DE UN SECTOR CON BENEFICIOS !!!!!!!!