Uso te informa, el registro salarial como herramienta para alcanzar la igualdad

Uso te informa, el registro salarial como herramienta para alcanzar la igualdad

USO te explica cómo funciona la herramienta que los ministerios han puesto en marcha para elaborar el registro salarial obligatorio en las empresas

El Instituto de las Mujeres y los ministerios de Igualdad y de Trabajo y Economía Social han presentado la tan esperada herramienta para facilitar el registro salarial, obligatorio desde el 14 de abril. A pesar de ser una herramienta oficial, la han puesto en marcha en colaboración con las organizaciones sindicales y empresariales más representativas. En el portal de acceso, les han regalado un escaparate publicitario para que, en todas las empresas, tengan o no representación legal de las personas trabajadores, se utilice esta herramienta con la propaganda gratuita de patronales, CCOO y UGT.

El formato de registro publicado consta de una guía con las instrucciones de uso de la herramienta retributiva y una hoja de cálculo con varios modelos de tablas que tienen para facilitar el registro salarial y auditoría retributiva en las empresas que estén obligadas a ello. Se trata de un modelo orientativo y automatizado, que deberá ser adaptado a los datos retributivos de cada empresa. A través del modelo, una vez incorporados los datos en la hoja de cálculo, se obtendrán los resultados necesarios que posteriormente hay que analizar.

Cómo usar la hoja de cálculo del registro retributivo

En la hoja de cálculo se deberá introducir la información actualizada y desagregada por sexo de cada una de las personas trabajadoras de la empresa. El objetivo es conocer las diferencias retributivas y posibles discriminaciones retributivas entre mujeres y hombres, garantizando la transparencia salarial en la configuración de las percepciones y un adecuado acceso a la información. Se hará mediante la elaboración de promedios y medianas, desglosados por sexo, grupo/clasificación profesional aplicable.

Características generales de la herramienta:

  • Se trata de un modelo voluntario de registro retributivo que permite a las empresas cumplir con la obligación de elaborar el citado registro de acuerdo con el Real Decreto 902/2020, de 13 de octubre, de igualdad retributiva entre mujeres y hombres, que establece el artículo 28 del Estatuto de las personas trabajadoras.
  • En la hoja de cálculo, las empresas deben incorporar de forma correcta todos los datos referentes a las retribuciones de la plantilla en las diferentes hojas que componen el fichero. Posteriormente, obtendrán de él resultados a través de los cálculos automatizados y tablas dinámicas.
  • Con carácter general, el periodo de referencia de los datos será de un año.
  • Se deben introducir datos como los diferentes tipos de contratos y el registro retributivo. Es posible contemplar hasta un máximo de 36 conceptos retributivos.
  • Además, hay que detallar las agrupaciones, según clasificación profesional, de acuerdo con el convenio de aplicación para todas las empresas. También las agrupaciones según la valoración de puestos, para las empresas obligadas a la auditoría retributiva.

Registro salarial: cómo lo genera la herramienta

Tras la introducción de todos los datos, se generará de forma automática la hoja de registro retributivo. Esta contendrá:

  • Tablas para todas las empresas, que darían los promedios y las medianas como importes efectivos y equiparados.
  • Tablas adicionales para empresas que realicen auditoría retributiva (trabajos de igual valor). Darían también los promedios y las medianas como importes efectivos y equiparados.

En nuestra Guía de igualdad retributiva entre mujeres y hombres, podéis resolver las dudas frecuentes sobre una auditoría retributiva.

¿Qué debo saber de la herramienta de igualdad retributiva?

La herramienta que han llamado IR! (igualdad retributiva) incluye una utilidad que permitirá ver las informaciones en dos formatos a través de diferentes tablas:

  1. Unas con las retribuciones efectivas: información obligatoria. El registro debe recoger toda la información fidedigna acerca de las retribuciones efectivamente percibidas en el periodo de referencia, el año natural, por las personas trabajadoras de la empresa, para cada una de sus situaciones contractuales, y sus promedios y medianas deben estar desglosadas por sexo, categoría, grupo profesional, niveles, puestos o cualquier otro sistema de clasificación que sea utilizado en la empresa (Art.22 ET).
  2. Otras con las retribuciones equiparadas: como información voluntaria. Para este cálculo, para cada persona solamente se considera la última de las situaciones contractuales, en el caso de que fueran varias durante el periodo de referencia del registro, y se procede a la equiparación, normalización y/o anualización, de las retribuciones, a fin de proporcionar un dato adicional comparable (importes equiparables. Criterios de equiparación:
    1. Misma jornada a lo largo del año. Las empresas deben realizar una normalización de las retribuciones a la misma jornada, lo que se conoce como elevar las retribuciones a jornada completa, para poder tener cantidades comparables. Supuestos:
      1. Personas con contrato a tiempo parcial
      2. Reducciones de jornada.
    2. Misma duración de los servicios prestados a lo largo del año. Las cantidades efectivas deberán aumentarse proporcionalmente hasta el año, por ejemplo, si alguien ha trabajado 6 meses se deberá anualizar multiplicando por dos. Supuestos:
      1. Contratos de duración determinada, que no hayan estado contratadas todo el año o este se extinguiera antes de finalizar el año.
      2. Personas que se encuentren en suspensión de contrato del artículo 45 del ET o excedencia en algún momento del año.

¿Cómo equiparar los datos retributivos?

Según la Guía de uso de la herramienta, cuando alguien ha tenido más de una situación contractual diferente en el periodo de referencia, se tendrá en cuenta la última.

Aunque la herramienta incluye el formato de registro para las empresas obligadas a tener auditoría salarial, queda pendiente de regulación, a través de orden ministerial, el procedimiento de valoración de los puestos de trabajo regulado en el artículo 28.1 del estatuto de los trabajadores. Su plazo de publicación está previsto en el plazo de 6 meses, a contar desde el 14 de abril de 2021.

Además, hay que tener presente que las fórmulas ya introducidas en el fichero pueden sufrir cambios al adaptarlas en cada empresa. Por ello, será necesario más que un nivel usuario/a para el manejo del mismo.

Desde USO, consideramos esta herramienta imprescindible para guiar a empresas y representantes sindicales. Sin embargo, afeamos que ministerios y organismos oficiales utilicen esta plataforma como medio para seguir privilegiando el bisindicalismo en España. Se pervierte así el espíritu de una igualdad de género como problema plural de toda la sociedad, pues no han tenido en cuenta las propuestas que otras organizaciones sindicales, como USO, podemos aportar desde nuestra amplia experiencia en la negociación de planes de igualdad.

“Haz USO de tus derechos”, este 1º de Mayo

“Haz USO de tus derechos”, este 1º de Mayo

Siguiendo todas las medidas de seguridad, con motivo del 1º de Mayo, USO convocará concentraciones en varias ciudades españolas

Este 1º de Mayo, el covid-19 volverá a condicionar las tradicionales manifestaciones del Día de los Trabajadores. “Pero, al menos, ya no tenemos que quedarnos en casa y convocar un 1º de Mayo únicamente virtual. En USO, haremos de la necesidad una virtud y, en lugar de movilizar a la gente de toda España a una manifestación central, convocaremos concentraciones reducidas, siguiendo todos los criterios de distancias y seguridad, en las principales ciudades autonómicas”, explica Joaquín Pérez, secretario general de USO.

En este sentido, recalca que cada concentración dependerá de la situación en la que se encuentre cada provincia antes del 1 de mayo, pero “esperamos poder convocar a un mínimo de 50 personas en cada una”.

Este 1º de Mayo, más que nunca, “Haz USO de tus derechos”

“Haz USO de tus derechos” es el lema elegido por la Unión Sindical Obrera para este 1º de Mayo. “Un lema que lanzamos hace unos meses para canalizar el descontento de las personas trabajadoras, que estaban viendo atropellados sus derechos con la excusa de la pandemia, y que ahora queremos hacer visible en las calles. La crisis ha azotado realmente a muchos sectores, pero otras empresas, sin justificación, o la propia Administración Pública, están aprovechando el ruido general para pisotear las condiciones laborales de sus plantillas, para aniquilar derechos consolidados. Frente a eso, el sindicalismo, la reivindicación de la dignidad del trabajo, es la única salida. Unirse y pelear por lo colectivo”, anima Joaquín Pérez.

La USO como alternativa sindical de cercanía frente a mesas estrechas y amarillentas

Pérez añade que esta lucha “hay que hacerla desde la cercanía, en cada centro de trabajo, en cada problemática. El sindicalismo no se hace con fotos en mesas estrechas, donde no cabe todo el mundo. De nuevo, USO se postula como la única alternativa sindical independiente. Cuando el sindicalismo se reduce a dos y, además, se institucionaliza, se vuelve un sindicalismo de salón y maniatado por estar pegado a consignas políticas. Pierde su propio nombre de sindicato, sus funciones. Esta forma amarillenta de hacer sindicalismo es la antítesis de la transformación que necesita nuestro país, justo cuando la sociedad se está jugando más. La ciudadanía se merece más pluralidad, más ambición y nuevos planteamientos que no vengan dictados”.

Manifiesto de la USO para el 1º de Mayo

Este Primero de Mayo llega marcado por el covid y la crisis socioeconómica y laboral. En el Día Internacional del Trabajo que desde USO celebramos junto a la Confederación Sindical Internacional (CSI) y la Confederación Europea de Sindicatos (CES), reivindicamos la necesidad de defender los derechos individuales y colectivos; el empleo de calidad; la cohesión social; las políticas de bienestar; la mejora del sistema de protección social y la garantía del sistema público de pensiones.

Como tercera fuerza sindical en nuestro país, la USO está legitimada para pedir responsabilidades y proponer soluciones ante el panorama tan preocupante que afrontamos. Junto a las consecuencias de la pandemia, el desempleo brutal, la situación de tanta gente aún en situación de ERTE, las escandalosas cifras de paro juvenil y la precariedad laboral, se está pudriendo nuestro presente y comprometiendo el futuro de toda la sociedad. Y no es igual para todos, ni todo es culpa de “un bicho”. Una vez más, lideramos el desastre y todos los indicadores negativos posibles con respecto a los países de nuestro entorno.

Junto a la evidencia del valor del trabajo, es un día también para señalar a los responsables, para replantear las políticas que nos han traído hasta aquí y para no seguir cometiendo una y otra vez los mismos errores, con los mismos discursos y esperando a ver si sale el sol. Hay para muchos, y tienen siglas y apellidos.

Ataques al empleo estable y una legislación laboral endeble

Las políticas agresivas contra el empleo estable, de bajos salarios, despido fácil y barato; la apuesta sistémica por un modelo económico y empresarial de chiringuito; la falta de legislación o el retraso en las materias neurálgicas; el abandono de la industria, la falta de criterio e iniciativas por la innovación; la visión cortoplacista y estratégica de medidas laborales y económicas; y la incapacidad política de llegar a grandes acuerdos, junto a un modelo de diálogo social denostado e ineficaz, siguen desesperando al conjunto de la sociedad. Todo ello consolida una cruel incertidumbre, pervirtiendo el empleo y alargando día a día las colas del hambre.

Haz USO de tus derechos. Porque es justo y ya es hora de reformar la legislación laboral, de que se priorice la calidad en el empleo y se rompa con la precariedad y la excesiva temporalidad. Ya es hora de eliminar la discriminación entre personal de contrata y empresa principal; de fomentar la modernización empresarial responsable, la capacitación y la formación y recualificación de tanta gente en la cuneta. Sin comisionistas.

La contratación precaria, en el centro de las demandas de USO

Mientras se sigue incentivando la contratación precaria, se siguen sin tocar abusos como cambios unilaterales de modificación de condiciones de trabajo de carácter individual y colectivo. Sigue sin garantizarse la ultraactividad de los convenios; sin prohibirse las inapliaciones o descuelgues; sin terminarse con tanto fraude laboral, con las desigualdades de las mujeres y de los jóvenes en el mercado laboral; sin reforzarse la Inspección de Trabajo; sin reducirse ni simplificarse los modelos de contratación, restringiendo al máximo la causalidad de los mismos. Y siguen sin penalizarse las situaciones irregulares de encadenamiento de contratos temporales. Porque nada se ha hecho para imposibilitar los despidos por IT ni se le han devuelto las competencias a la Autoridad Laboral en los despidos colectivos.

Como sociedad, tenemos derecho a la esperanza y a que, de una vez, se apliquen verdaderas políticas para una futura transformación del sistema productivo; por la investigación, el desarrollo y la innovación, y por una transición justa ante la digitalización y la disrupción tecnológica. Para no ser tan vulnerables.

La factura de la inacción

Haz USO de tus derechos. Porque ya vamos con un inaceptable retraso en materia energética y climática. Porque ya está bien de tanta palabrería e inacción y es hora de abordar, hasta que les duela la espalda de trabajar a todos los representantes públicos, la calidad de servicios públicos, su eficiencia y calidad; la mejora y garantía de la protección social; la mejora sanitaria y la atención social; la sostenibilidad del sistema público de pensiones. De abordar la igualdad real y la conciliación; el problema de la vivienda; el reto demográfico, de juventud e migración; reto también de pobreza. Y abordar el necesario consenso educativo, sin su constante e interesada politización.

Y hora de hacer USO de tus derechos por una democracia sindical real, plural, de cambio de rumbo para un sindicalismo más efectivo, transparente y participativo; de reformar la Ley Orgánica de Libertad Sindical para conseguir acabar con la discriminación y la exclusión de fuerzas sindicales que representan a miles de trabajadores y trabajadoras; de que haya una negociación colectiva acorde a la realidad y un diálogo social menos teatrero. Por una reforma de la normativa electoral que permita que la gente elija libremente. Hora de un sindicalismo que sea la voz real de toda la sociedad frente a interlocutores universales de cuna.

En esta época histórica, como organización podemos sacar pecho. Porque hemos estado, porque hemos hecho USO de los derechos de miles de trabajadoras y trabajadores; hemos estado donde tenemos que estar, al servicio de la gente en cada centro de trabajo, en cada sede, de cada afiliado, con todo. Y con ese trabajo solidario, con la libertad de nuestra independencia, nuestra honestidad y lo mejor de nuestros valores, somos más fuertes, somos más y más alternativa.

¡Viva el 1º de mayo, viva la Unión Sindical Obrera!

ERE en el Hotel Palace que supondrá el despido del 44,8% de los trabajadores

ERE en el Hotel Palace que supondrá el despido del 44,8% de los trabajadores

USO se opone al ERE en el Hotel Palace que supondrá el despido del 44,8% de los trabajadores

USO se opone al ERE anunciado por la dirección del Hotel Palace y que supondrá el despido del 44,8% de la plantilla (152 trabajadores). Consideramos que es una medida exagerada e innecesaria, especialmente teniendo en cuenta que el Gobierno ya ha anunciado su intención de prorrogar los ERTE más allá del 31 de mayo.

La posibilidad de mantener a la plantilla en ERTE es una medida totalmente viable y aportaría seguridad a los trabajadores de cara hasta la recuperación del turismo en Madrid. Sin embargo, la dirección del Hotel Palace ha estado utilizando los ERTE como un banco de pruebas para ir eliminando a la gente de cara a un ERE más que premeditado.

Este ERE se ha presentado antes del 31 de mayo, con lo que la dirección ha eliminado cualquier posibilidad de seguir aprovechando los ERTE a pesar de que comenzaba a percibirse una línea ascendente a nivel productivo. La decisión supone un duro mazazo para los trabajadores, que antes de la pandemia y durante los momentos más duros de esta crisis, siempre han estado al pie del cañón y ahora se ven totalmente abandonados.

Además, la directiva del Hotel Palace ha presentado una modificación sustancial de las condiciones de trabajo que afectará a los trabajadores que superen la purga de los ERE. Desde USO no vamos a permitir que sus derechos laborales se vean mermados y por ello, apoyaremos las concentraciones convocadas por el comité de empresa para los próximos martes 27 y jueves 29 de abril frente al hotel.

USO reclama que los riesgos psicosociales se incluyan en el cuadro de enfermedades profesionales

USO reclama que los riesgos psicosociales se incluyan en el cuadro de enfermedades profesionales

En el 2020 se notificaron 27.292 partes de enfermedades profesionales, sobre todo, en el sector servicios. USO reclama que los riesgos psicosociales se incluyan en el cuadro de Enfermedades Profesionales

Las enfermedades profesionales son las contraídas a consecuencia del trabajo por cuenta ajena. Deben producirse en las actividades que se especifiquen en el cuadro aprobado por las disposiciones de aplicación y desarrollo. Y tienen que estar provocadas por la acción de los elementos o sustancias que en dicho cuadro se indiquen para cada enfermedad profesional recogida en el RD 1299/2006.

USO reclama la inclusión de los riesgos psicosociales en el listado de enfermedades profesionales, ya que los daños producidos por este tipo de riesgos no están reconocidos como tal. Por tanto, las dolencias que provocan pasan a ser contingencias comunes. Esto conlleva un doble perjuicio: para la persona afectada (menor cuantía económica, cobertura y seguimiento); y para el resto de sus compañeros y compañeras en la empresa, porque una enfermedad profesional no reconocida no se previene.

La falta de reconocimiento de los trastornos psicosociales y cómo deriva en una enfermedad condena a estas enfermedades a una infradeclaración absoluta. El mismo camino que recorre el reconocimiento del cáncer con origen profesional, como veremos más adelante. La infradeclaración es el primer escollo para prevenir una enfermedad profesional. Si no se declaran, parecen no existir, y no se previene lo que no existe.

27.292 partes de enfermedades profesionales en 2020

Durante 2020, se notificaron, a través del sistema CEPROSS, un total de 27.292 partes. De ellos, 14.035 son de mujeres, lo que supone un aumento de 3.210 con respecto al año 2018.

De estos partes, 12.877 fueron con período de Incapacidad Temporal, mientras que 14.415 fueron comunicados sin IT. De la distribución por sectores y sexo, se desprende que el sector servicios es el que más notifica. Por su parte, el sector agrario es el más equilibrado en cuanto al sexo.

¿Qué produce una enfermedad profesional?

Las enfermedades profesionales se distribuyen por grupos conforme al agente que las produce. De esta forma, se representan en el siguiente gráfico, de donde se desprende que el cáncer laboral no existe, o bien no se declara como tal.

Prevalencia de los trastornos musculoesqueléticos o TME

Teniendo en cuenta el grupo de enfermedad y al agente causante de la enfermedad, destacan, por encima de todas, las causadas por agentes físicos que provocan los trastornos muscoloesqueléticos:

  • Enfermedades provocadas por posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo: enfermedades por fatiga e inflamación de las vainas tendinosas, de tejidos peritendinosos e inserciones musculares y tendinosa con 13.584. De ellos, 6.405 han requerido período de IT. Más de la mitad, 3.597, han correspondido a hombres.
  • Enfermedades provocadas por posturas forzadas y movimientos repetitivos en el trabajo: parálisis de los nervios debidos a la presión, con 7.889 partes. 3.697 han derivado en una IT. En este caso son las mujeres las que concentran más de la mitad: 2.506.
  • Enfermedades osteoarticulares o angioneuróticas, provocadas por las vibraciones mecánicas, con 230. 107 han requerido un período de IT.

Por ocupaciones, destaca el código 92, “Otro personal de limpieza”. Supone 2.593 de los partes comunicados. Lo sigue “81, Operadores de instalaciones y maquinaria fijas”, con 2.077; y “77, Trabajadores de la industria de la alimentación, bebidas y tabaco”, con 1.893 partes comunicados.

Se puede observar que la política gubernativa para controlar el ascenso de las enfermedades profesionales, que se realiza a través del Sistema de Alertas, no ha funcionado, pues se constata un aumento en estas ocupaciones con respecto al año anterior.

En cuanto a la evolución del número y de la duración media de los partes cerrados como Enfermedad Profesional con baja durante 2019, fueron 11.048, con una duración media de 87,49 días.

Covid-19, enfermedad profesional para sanitarios

A través del Real Decreto-ley 3/2021, de 2 de febrero, se aprobó la declaración de la Covid-19 como enfermedad profesional para los sanitarios. Desde USO, celebramos este reconocimiento para el personal sanitario y sociosanitario, pero creemos que se produce un agravio comparativo importante.

En primer lugar, hacia los trabajadores y trabajadoras de empresas auxiliares que desarrollan su trabajo en centros sanitarios y sociosanitarios. Personas que han llevado a cabo labores de seguridad, limpieza, mantenimiento, etc.

En segundo lugar, consideramos que ese reconocimiento debe hacerse extensivo al resto de trabajadores que, desde el momento en que se desencadenó la crisis sanitaria, han estado en primera línea, trabajando presencialmente, exponiéndose a la enfermedad y, en muchos casos, contrayendo el virus, enfermando y muriendo.

Estos trabajadores han tenido el reconocimiento como situación asimilada a accidente de trabajo exclusivamente para la prestación económica de incapacidad temporal. Pero no les da cobertura en caso de fallecimiento, ni se va a reconocer el origen laboral de las posibles secuelas que puedan padecer tras enfermar.