El Instituto Nacional de Estadística ha publicado hoy los datos de la Encuesta de Población Activa del segundo trimestre de 2020, fuertemente influidos por la pandemia. El paro creció en 55.000 personas hasta alcanzar los 3.368.000 desempleados y 1.062.800 personas pasaron a la inactividad.

“Más de cuatro millones de personas, bien por estar en desempleo antes de la pandemia o bien por ser incluidos en ERTE, siguen precisando de protección social por parte de Estado. De estos, más de un millón necesitan que medidas como los ERTE por fuerza mayor se extiendan más allá del 30 de septiembre, para contribuir a que la destrucción de empleo no acabe con el débil mercado laboral español. Los ciudadanos no pueden estar pendientes de si a la vuelta de las vacaciones estarán en la calle o sin ingreso alguno. El inservible diálogo social no puede irse de vacaciones sin dar respuesta a esta situación”, reivindica Joaquín Pérez, secretario general de USO.

A %d blogueros les gusta esto: