CONVENIO ESTATAL DE AMBULANCIAS: De las buenas intenciones al trilerismo más puro

Desde USO manifestamos nuestro total rechazo al borrador de preacuerdo al que supuestamente han llegado UGT y ANEA tanto en el fondo que extraoficialmente corre por las redes como en las formas.
Tenemos que aclarar que decimos “supuestamente” porque no nos queda más remedio que reconocer con estupor que a pesar de encontrarnos con total legitimidad para estar presentes en la Mesa de Negociación, desconocemos oficialmente tanto su contenido, como la posible fecha de firma, gestado todo al margen de la Mesa Negociadora.
Ya desde el inicio de las negociaciones, desde la USO nos vimos obligados a acudir a los tribunales para defender nuestro derecho y legitimación para participar en la mesa del Convenio Estatal. Somos conscientes de que siempre hemos sido para algunos unos testigos incomodos, pero entendíamos que finalmente se aceptaría la realidad y se respetarían las formas, evidentemente no ha sido así.
Primeramente, sufrimos grandes retrasos durante la negociación con motivo de una reorganización interna en la UGT que trajo consigo un cambio en los asesores que este sindicato enviaba a las reuniones del convenio, aunque los representantes sindicales continuaron siendo los mismos.
Esta reorganización, además de la suspensión de las reuniones del convenio durante un prolongado periodo de tiempo, nos brindó la primera gran sorpresa: la UGT abandonaba por completo la plataforma unitaria de los tres sindicatos sin ninguna explicación. Subrayamos abandonaba porque no es que con motivo del legítimo juego del intercambio de cartas y propuestas con la patronal modificase o se descolgase de algunos de sus artículos, sino que directamente renunciaba a la plataforma en su totalidad.
Posteriormente hemos sido testigos de actitudes de bloqueo y reuniones vacías de cualquier actitud negociadora que daban la impresión de querer exasperar al resto de los participantes y llevar el convenio a una vía sin salida para hacerlo descarrilar, hasta que, sin motivo aparente alguno ni explicación ninguna, se dejaron de convocar reuniones de la Mesa Negociadora.

El 19 de noviembre de 2019 y después de más de un año sin reuniones, UGT y ANEA volvieron a convocar a las partes. Momento en el cual fuimos sorprendidos con una nueva propuesta de convenio con un redactado completamente nuevo y desconocido.
Tras 4 reuniones en las que tanto CCOO como USO estuvimos estudiando y valorando los primeros artículos de la nueva plataforma, el presidente de ANEA cortó de raíz la reunión advirtiendo de la posibilidad de que decidiese cerrar la mesa de negociación ya que nuestras propuestas no resultaban aceptables y todo ello sin tan siquiera haber entrado a analizar la mayoría de los artículos de la propuesta conjunta de patronal y UGT.
A partir de ese momento las únicas noticias de las que ha dispuesto la USO acerca del convenio son las publicadas por parte de la UGT y ANEA en las redes sociales y medios de comunicación.
Desde La USO denunciamos el ocultismo que se está practicando en la mesa de negociación que además de vergonzoso demuestra una absoluta falta de respeto primero a los trabajadores y trabajadoras del sector y a las organizaciones sindicales participantes como una vulneración de la buena fe negociadora, soterrando las negociaciones del convenio, escondiendo el texto oficial del preacuerdo alcanzado y las fechas de la firma del propio preacuerdo y la fecha en la que se realizaría la firma del convenio.
Finalmente expresar que esperamos que no se cumplan los peores augurios y que los firmantes no hayan utilizado este convenio para blanquear todas esas sentencias favorables a la parte social que los últimos años han servido para ir regularizando y dignificando el sector
Si finalmente se confirmase el atropello, la USO se reserva las acciones jurídicas necesarias para defender la legalidad.

DESCARGAR COMUNICADO

 

 

A %d blogueros les gusta esto: