El pasado viernes día 26 ha tenido lugar la última reunión sectorial sobre el Teletrabajo y el resultado no ha podido ser peor para los intereses de todos los compañeros y compañeras que forman el sector del Contact Center ya que la negociación ha terminado sin acuerdo.
La patronal CEX ha seguido aferrada a sus egoísta ruindad y ha terminado ahogándose en la cantidad de 24€ brutos mensuales en concepto de compensación de los gastos que genera el Teletrabajo para una jornada completa. Debido a que el 70% de la plantilla del sector tiene una jornada parcial, un trabajador medio estaría alrededor de unos 20€, una indecorosa y deleznable miseria hablando en plata.
Tampoco quieren asumir la retroactividad desde la fecha que empezaron la mayoría a prestar la relación laboral bajo la modalidad de Teletrabajo, sino desde la fecha en que entró en vigor el Real Decreto que lo regula (el pasado mes de octubre). Aparte de querer pagar poco encima quieren ahorrar a costa de las personas trabajadoras, hablando finamente un mezquino latrocinio y una estafa a todos los trabajadores y trabajadoras.
USO ha expresado  al comienzo de esta negociación dudas dados los antecedentes y su enfoque sectorial y no por empresa, ya que hacia presagiar que los actores que la guiaban no supieran conducirla a buen puerto. Los peores temores se han confirmado y la nave se ha terminado estrellado contra los arrecifes, dejando a todas las personas que trabajan en el Contact Center a la deriva y con un cronómetro que desde marzo del año 2020 corre peligrosamente en contra.
Con la negociación sectorial en vía muerta, la solución para los trabajadores y trabajadoras pasa por que las empresas tengan el sentido común que no han demostrado y se avengan a negociar dentro del ámbito de cada una de ellas, porque sino lo único que van a conseguir es conflictividad, movilización y la judicialización del conflicto. El que avisa no es traidor.

DESCARGAR COMUNICADO↓

A %d blogueros les gusta esto: