Ya se ha publicado el Real Decreto-Ley 1/2020, de 14 de enero, por el que se establece la revalorización y mantenimiento de las pensiones y prestaciones públicas del sistema de Seguridad Social, que contiene una subida del 0,9% para este año, de las pensiones contributivas y no contributivas, y de Clases Pasivas del Estado.

El RD-Ley de referencia cuenta en su articulado con la garantía del mantenimiento del poder adquisitivo durante el año 2020, en caso de que el IPC en 2020 sea superior al 0,9 % Este incremento retrotrae sus efectos económicos al 1 de enero de 2020.

El incremento del 0,9 % se aplicará:

  • A las pensiones abonadas por el sistema de Seguridad Social en su modalidad de contributiva, así como de Clases Pasivas del Estado.
  • A los importes de las pensiones mínimas del Sistema de Seguridad Social y de Clases Pasivas; de las pensiones no contributivas y así como a las pensiones del ya extinguido Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez concurrentes con pensiones de viudedad de algunos de los regímenes del sistema de la Seguridad Social; de las prestaciones por hijo a cargo con 18 o más años y con un grado de discapacidad igual o superior al 65%; y al subsidio de movilidad y compensación para gastos de transporte.
  • A la cuantía del límite de ingresos para el reconocimiento de prestaciones familiares de la Seguridad Social por hijo menor a cargo y por familia numerosa.
  • Al importe de las prestaciones económicas de gran invalidez del Régimen Especial de la Seguridad Social de las Fuerzas Armadas.
  • A los importes mensuales de las ayudas sociales reconocidas en favor de las personas afectadas por el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH).
  • A las pensiones en favor de familiares de españoles fallecidos como consecuencia de la Guerra Civil.

En relación a las cuantías mínimas de las pensiones de la modalidad contributiva del Sistema de la Seguridad Social para el año 2020, son las que se muestran a continuación:

Desde USO, aplaudimos la medida, aunque consideramos que es “insuficiente, ya que es necesario que se blinden las pensiones en la Constitución para que estén garantizadas como derecho fundamental. No es de recibo la incógnita que cada año arrastran millones de pensionistas a finales de año o, como esta vez, con el año ya en curso, según los intercambios del gobierno de turno”, recuerda Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

A %d blogueros les gusta esto: