Cientos de trabajadores de Ferrovial, la concesionaria del servicio a bordo de Renfe, han secundado las ocho concentraciones convocadas hoy en estaciones de toda España para exigir la

Los trabajadores de Ferrovial en toda España se concentran para exigir a Fomento salir del ERTE con la vuelta del 100% de los trenes y el necesario servicio a bordo

Cientos de trabajadores de Ferrovial, la concesionaria del servicio a bordo de Renfe, han secundado las ocho concentraciones convocadas hoy en estaciones de toda España para exigir la salida del ERTE con la vuelta a la normalidad de los trenes, al 100% de capacidad.

“Renfe anuncia a bombo y platillo que vuelve la normalidad, que los trenes volverán de forma inminente a ir al 100% de capacidad, pero los trabajadores del servicio a bordo seguimos en ERTE hasta el 30 de enero y nos dicen que no vamos a salir de él. El servicio a bordo no es poner un agua o repartir unos auriculares, damos confort y seguridad. Sin nosotros, los menores que viajen solos no estarán vigilados y acompañados; no podemos controlar ni ayudar en la subida y bajada de viajeros; nadie atiende las puertas; y, si pasase cualquier desgracia o un mínimo accidente o contratiempo, no hay nadie en el tren para asistir a los viajeros”, advierte Luis Miguel González, responsable del Sector Ferroviario en Madrid y delegado de USO en Ferrovial.

La plantilla de Ferrovial temen que Renfe aproveche la pandemia para deshacerse de 2.000 trabajadores o rebajar sus condiciones

En pleno estallido de la pandemia, y con la mayoría de los trenes parados, Fomento quiso aprovechar para deshacerse de 2.000 trabajadores de un servicio que se sabía necesario en la vuelta. “Se renovó finalmente el contrato y 60 personas se quedaron trabajando en oficinas mientras los trenes no circulaban. Pero ahora no hay justificación: el Gobierno y Renfe no pueden dejarnos atrás, tenemos que volver como el resto de trabajadores del servicio de larga distancia. No solo estamos de ERTE, es que Fomento ni siquiera nos asegura que tendremos trabajo a 31 de enero. Vivimos en una completa incertidumbre”, condena González.

Los trabajadores se han concentrado hoy en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga, Bilbao, A Coruña y Alicante. El martes 23, llevarán su protesta a la plaza de las Cortes, frente al Congreso de los Diputados, a las 11 de la mañana. “Nos tememos que Renfe aproveche el ruido del coronavirus para eliminar el servicio y a sus trabajadores, o para salir con un contrato supuestamente salvador de los puestos, pero que nos recorte derechos laborales”, espeta el delegado de USO.

En Atocha, la secretaria general de USO-Madrid ha acompañado a los manifestantes. “Los trabajadores deben volver ya a sus puestos de trabajo. El Gobierno ha decretado unas medidas de desescalada que permiten volver a la actividad, el propio Ministerio de Fomento aplica esa desescalada para devolver el tráfico ferroviario de larga distancia. Pero, por otro lado, mantiene a los trabajadores de a bordo en ERTE para ahorrarse su coste”, denuncia Conchi Iniesta.

A %d blogueros les gusta esto: