USO ha denunciado que el Centro Gámez Morón carece de personal suficiente para atender a los usuarios y solicita una ampliación de la plantilla, en concreto de cuidadoras, contención, celadoras y limpieza para evitar la sobrecarga de trabajo que soporta el personal eventual que cubre las bajas de la plantilla.

Además de esta carencia de recursos humanos, sobresale el mal estado y la falta de renovación del material, como las sillas de baño, las duchas o los uniformes de los trabajadores, y la falta de calefacción en el centro, que ya ha provocado graves enfermedades tanto en pacientes como entre la plantilla.

USO-Melilla solicita a la empresa Clece y a la Consejería de Bienestar Social una mayor atención a las condiciones de trabajo del personal contratado en el Centro Gámez Morón así como unas instalaciones adecuadas para una mejor atención a los usuarios. El responsable de USO-Melilla, Ricardo Font, afirma que si la situación continúa igual y la empresa no toma medidas, se fijará un calendario de movilizaciones.

A %d blogueros les gusta esto: