Las trabajadoras de asistencia domiciliaria de la dependencia en Cantabria han conseguido mediante la negociación colectiva la progresiva desaparición de las jornadas ilegales que venían desarrollando desde hace 12 años.

La llegada a la zona 5 -Campoo Los Valles, Besaya y Torrelavega– de la empresa UTE SAD AZVASE ha propiciado una negociación con USO, sindicato mayoritario, que ha concluido con la implantación de la jornada de 4 días laborales y 2 descansos consecutivos. Para la presidenta del comité de empresa, Luz Dary Ledesma, delegada de USO, supone un “hito histórico tras muchos años de jornadas brutales e inhumanas que impedían tener una mínima conciliación de la vida familiar, algo que ahora ya es posible”.

Tras este importante acuerdo, que comienza a surtir efectos a partir del 20 de enero en la zona 5 de Cantabria y que ya afecta a 80 trabajadoras, el sindicato USO confía en hacerlo extensivo con prontitud al resto de zonas que la Ley de la Dependencia tiene repartidas en Cantabria y sus efectos se hagan extensivos al conjunto del colectivo.

La Ley de la Dependencia, en cuanto a asistencia en domicilio de mayores e incapacitados, agrupa a casi 400 trabajadoras en toda Cantabria. Estas están distribuidas en 5 zonas y son varias empresas la que tienen la concesión administrativa otorgada por el ICASS. Dichas trabajadoras vienen sufriendo calendarios laborales muy alejados de cualquier atisbo de conciliación entre su trabajo y la familia.

Jornadas ininterrumpidas sin derecho a descanso semanal, un domingo de descanso cada 4 semanas o no tener derecho a un descanso de 48 horas continuados es el escenario laboral de un colectivo conformado casi en su totalidad por mujeres.

A %d blogueros les gusta esto: