El sindicato USO ha anunciado que presentará en los próximos días demanda de impugnación contra la modificación sustancial de condiciones de trabajo que aplicará Ryanair a sus trabajadores a partir del 1 de agosto, tras no haber alcanzado un acuerdo con los sindicatos.

USO Sector Aéreo denuncia que los trabajadores de Ryanair verán sus salarios disminuidos hasta un 60% e, incluso, en algunos casos podrían llegar a cobrar menos de 500 euros al mes, después de que Ryanair haya decidido aplicar estas rebajas salariales abusivas que llevarán a sus empleados a malvivir durante los cuatro años que durará la medida dictatorialmente impuesta por la empresa.

La modificación de condiciones incluye una reducción salarial de hasta 1.400€ al año; la suspensión del bonus de productividad de 1.800€ anuales; reducción de horas de trabajo y la pérdida prácticamente total de la venta a bordo.

“Entendemos que la situación en la aviación es muy complicada, pero Ryanair es una empresa solvente y la medida aplicada por la empresa no está justificada ni en plazo ni en forma. Estamos muy preocupados porque esta medida va a llevar a muchas familias a una precariedad imposible de sostener. Habrá salarios que no superen ni el Salario Mínimo Interprofesional”, explica Lidia Arasanz, secretaria de Comunicación de USO-Ryanair.

USO considera que las medidas impuestas por Ryanair no están justificadas para la supervivencia de la empresa. “Una empresa como Ryanair, con ganancias millonarias anuales, que además ya ha dicho públicamente en varias ocasiones que puede sobrevivir hasta 12 meses sin volar, que tiene más de 4.000 millones de euros en caja y a la que el cierre o reducción de otras aerolíneas siempre le beneficia, no debería hacer dumping social, maltratando a sus trabajadores que la han convertido en una de las aerolíneas más rentables en los últimos años”, señala Gustavo Silva, secretario general de USO Ryanair.

A %d blogueros les gusta esto: