El Tribunal Superior de Justicia de Canarias ha dictado una sentencia muy importante en el ámbito de la conciliación laboral. En ella se aprecia un importante avance en la interpretación de las normas y de la realidad social, en la que se ha introducido además de la perspectiva de género, la perspectiva de la infancia, anteponiendo el interés del menor en un tema relacionado con la concreción de jornada laboral para poder atender las necesidades de cuidado de un menor.

Esta doctrina, aunque no es vinculante, abre caminos que pueden llevar a cambios legislativos importantes para la vida de todas las personas y, en particular, en la vida de las mujeres que son la que siguen sustentando el sistema de cuidados en España.

A %d blogueros les gusta esto: