La Semana Europea de la Agencia Europea de Seguridad y Salud en el Trabajo (EU-OSHA) sobre los Trastornos Musculoesqueléticos se ha centrado en analizar la incidencia del trabajo en enfermedades musculares y de los huesos. Con el lema “Trabajos saludables: relajemos las cargas”, en USO os queremos transmitir cómo puede transformarse un centro de trabajo en lugar de trabajo saludable. Para ello, hay que actuar sobre uno de los pilares, los recursos personales de salud en el lugar de trabajo, a través de la implantación de un programa de Promoción de la Salud en el Trabajo.

Ante todo, debe tenerse en cuenta que un lugar de trabajo, desde el punto de vista de USO, solo puede ser objeto de estos programas si cumple a rajatabla la normativa en materia en prevención. En caso contrario, la primera prioridad será la seguridad y la vigilancia en el cumplimiento de la norma: antes de ser saludable, un centro de trabajo debe ser seguro. Por eso, antes de analizar las medidas específicas que reduzcan la incidencia de los trastornos musculoesqueléticos, vamos a detenernos en promover un lugar de trabajo saludable.

A %d blogueros les gusta esto: