Las plataformas digitales y otras nuevas profesiones sin centro físico de trabajo suelen abusar de la figura del falso autónomo. En muchas ocasiones, los trabajadores son conscientes de que deberían ser contratados por la empresa. Pero, otras veces, las personas que trabajan en esas condiciones no están muy seguras de si son un autónomo, un falso autónomo o un TRADE.

En USO te explicamos todas esas figuras y cómo reclamar tu relación de laboralidad con la empresa si realmente debes tenerla.

A %d blogueros les gusta esto: