Según la Estadística de Accidentes Laborales, de enero a octubre se produjeron 595 muertes en el trabajo. Esta cifra supone 17 trabajadores fallecidos más respecto al mismo período de 2019.

Del total de muertes en el trabajo, 502 han tenido lugar sido durante la jornada de trabajo. Por situación profesional, 529 trabajadores asalariados y 66 trabajadoras por cuenta propia, han perdido la vida. En sentido contrario, los accidentes leves y graves se reducen un 24,7 % y un 19,3 %, respectivamente.

En cuanto a los datos de accidentes mortales in itinere, han sido 93 las personas fallecidas, lo que supone un descenso del 27,9%.

A %d blogueros les gusta esto: