SE RALENTIZA TAMBIÉN EL RITMO DE LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA

El ritmo de la negociación colectiva disminuye un 14% con respecto a septiembre del 2018, según la Estadística de Convenios Colectivos de Trabajo. En los nueve primeros meses de 2019, se han firmado 737 convenios, mientras que en 2018 esa cifra alcanzó los 860.

De los 737 convenios colectivos firmados y registrados hasta septiembre, 553 son de empresa y 184, de ámbito superior a la empresa. En cuanto a las nuevas unidades de negociación, se han firmado y registrado 183 convenios (167, de empresa y 16, de ámbito superior).

Como llevamos denunciando desde 2014, tras el repunte de los convenios firmados a consecuencia de la limitación de la ultraactividad, se lleva produciendo un estancamiento en la negociación colectiva con tendencia al descenso de convenios de sector y número de trabajadores afectados. Dentro de esta parálisis, es destacable el aumento de las nuevas unidades de negociación de convenios de empresa, una tendencia establecida desde que en la Reforma Laboral de 2012 se dio prioridad a los convenios de empresa sobre los de sector, dando lugar, como se ha producido en la Seguridad Privada, a la desregulación de sectores.

De igual forma que han descendido el número de convenios firmados con respecto a 2018, el número de trabajadores afectados se ha reducido en un 35%, pasando de los 2,2 millones en septiembre de 2018 a 1.451.239 trabajadores en septiembre de este año.

Por otra parte, la variación salarial media se ha situado en este período en el 2,29%, que lleva sin variar desde el mes de julio, pero supera a la registrada en el mismo periodo del pasado año (1,67%). “Con estos mínimos incrementos salariales, la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores y trabajadoras no va a llegar nunca”, critica Sara García, secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de USO.

En los meses de enero y septiembre de 2019, se han depositado 873 inaplicaciones de convenios, que involucran a 693 empresas y afectan a 16.628 trabajadores. Un total de 862 inaplicaciones se refieren a convenios de sector, siendo mayoritarias en micropymes y pymes. Con respecto a 2018, se han depositado 109 inaplicaciones más, lo que supone un incremento del 14,27% en el número de inaplicaciones, afectando a un 22,76% más de trabajadores. “Es alarmante que los descuelgues se produzcan mayoritariamente en pymes y micropymes del sector servicios, ya que son empresas muy poco sindicalizadas, por lo tanto sin representante con garantías para la negociación y, con condiciones laborales temporales, estacionales y precarias”, denuncia García.