El Servicio de Ayuda a Domicilio, en primera línea de cuidados y de posibles contagios por coronavirus covid-19

El personal que presta el Servicio de Ayuda a Domicilio se encuentra en primera línea de cuidados de personas dependientes. Por eso, y a pesar de que no fueron incluidos entre las actividades con mayor exposición al riesgo de contagio por coronavirus covid-19, es necesario que cuenten con medidas de protección especiales por el contacto directo con usuarios que podrían estar contagiados y que componen, además, la población de mayor riesgo.

Recomendaciones de prevención para las personas responsables de cuidados a dependientes

Respecto a las recomendaciones preventivas para las personas que son responsables de los cuidados de estos dependientes vulnerables, se estipulan las siguientes:

  • Se evaluará de forma individual que las personas responsables de los cuidados de los pacientes no tengan factores riesgo de complicaciones para el covid-19: enfermedades crónicas cardíacas, pulmonares, renales, inmunodepresión, diabetes o embarazo.
  • Si es necesaria la prestación de cuidados, se ha de procurar que sea una única persona la que proporcione atención.
  • La persona trabajadora deberá lavarse de manos frecuentemente con agua y jabón o solución hidroalcohólica, y después de cualquier contacto con el enfermo o su entorno inmediato.
  • Si el cuidado requiere una aproximación a una distancia inferior a un metro, el paciente llevará una mascarilla quirúrgica.
  • Como medidas adicionales, se emplearán guantes desechables si se va a entrar en contacto con secreciones del enfermo. Tras su uso, se desecharán los guantes y el cuidador se lavará y desinfectará las manos inmediatamente después.
  • La persona encargada de cuidados tiene que ser informada de que será considerada como contacto estrecho. No se hará un seguimiento activo de los contactos, únicamente se les indicará realizar cuarentena domiciliaria durante 14 días. Las autoridades sanitarias podrán valorar situaciones individuales que requieran otro tipo de recomendación.
  • Si durante los 14 días posteriores a la exposición el contacto desarrollara síntomas, deberá contactar con los servicios de atención primaria, según se haya establecido en los protocolos de cada comunidad autónoma. Y, si la situación lo permite, realizar autoaislamiento domiciliario.

¿Cómo deben gestionarse los residuos producidos por la persona enferma o posiblemente contagiada por coronavirus covid-19 y su limpieza?

Una parte muy importante de los cuidados y atención a personas dependientes a domicilio es la gestión de los residuos que produzca. Si el usuario del servicio está contagiado o presenta síntomas de poder estarlo por coronavirus covid-19, tanto para la eliminación de residuos como para la limpieza hay que operar de la siguiente forma:

  • Lavar la ropa de cama, toallas y otro textil afectado de las personas enfermas con jabones o detergentes habituales a 60-90 °C y dejar que se seque completamente. Esta ropa deberá colocarse en una bolsa con cierre hermético hasta el momento de lavarla. No sacudir la ropa antes de lavarla.
  • Los cubiertos, vasos, platos y demás utensilios reutilizables se lavarán con agua caliente y jabón o, preferiblemente, si se dispone de él, en el lavavajillas.
  • Las superficies que se tocan con frecuencia (mesitas de noche, muebles del dormitorio…), las superficies del baño y el inodoro deberán ser limpiadas y desinfectadas diariamente con un desinfectante doméstico que contenga lejía diluida (1 parte de lejía doméstica al 5% en 50 partes de agua). Tiene qeu prepararse el mismo día que se va a utilizar.
  • La persona encargada de la limpieza deberá protegerse con guantes y mascarilla, si está disponible. En nuestra opinión, debería ser de obligado cumplimiento.
  • Tras realizar la limpieza, se deberá proceder al lavado y desinfección de manos.

El Servicio de Ayuda a Domicilio y su organización para posibles afectados con covid-19

La organización del Servicio de Ayuda a Domicilio en el caso de posibles pacientes con coronavirus covid-19 la establecen las comunidades autónomas, coordinadas con sus entidades menores y en conjunto con Salud Pública. Para acceder a este servicio, se han establecido los siguientes requisitos:

  • El paciente debe disponer de un teléfono que garantice la comunicación permanente con el personal sanitario hasta la resolución de los síntomas.
  • Aunque cada caso deberá valorarse de forma individual, como norma general no debería haber convivientes con condiciones de salud que supongan una vulnerabilidad: edad avanzada, diversidad funcional, enfermedades crónicas, inmunodepresión, embarazo…
  • Tanto el paciente como sus convivientes deben ser capaces de comprender y aplicar de forma correcta y consistente las medidas básicas de higiene, prevención y control de la infección.
  • El centro sanitario contará con capacidad para realizar una atención y seguimiento domiciliarios, idealmente mediante controles por vía telefónica, o presencial cuando se considere necesario.
  • No es necesario que el paciente viva acompañado si se puede asegurar una asistencia telefónica.

Esta atención domiciliaria es la opción preferente para la detección de casos posibles con síntomas leves, sin ninguna comorbilidad importante y situación clínica estable. Pero para ello el entorno domiciliario debe ser adecuado para la atención sanitaria del caso y tienen que cumplirse unos requisitos mínimos.

¿Cómo actuar en el caso de que la persona afectada por coronavirus covid-19 empeore en su domicilio?

Si las condiciones clínicas de la persona atendida en su domicilio empeoraran o se hiciera insostenible el correcto manejo del paciente a juicio del equipo sanitario, se valorará su derivación a un hospital. El transporte del paciente se realizará en una ambulancia con la cabina del conductor físicamente separada del área de transporte del paciente.

El personal que intervenga en el transporte (salvo el conductor, si no sale de la cabina) deberá ser informado previamente y deberá utilizar el equipo para la prevención de la infección por microrganismos transmitidos por gotas y por contacto. El paciente deberá llevar colocada una mascarilla quirúrgica.

Es recomendable que el paciente vaya sin acompañantes en la ambulancia. En el supuesto de que sea imprescindible, el acompañante necesitará una mascarilla quirúrgica. Una vez finalizado el transporte, se procederá a la desinfección del vehículo con los productos habituales y a la gestión de residuos de acuerdo con el procedimiento habitual.

Últimas consideraciones sobre la extensión de la prevención en posible contacto con el coronavirus covid-19

Aunque todo lo expuesto anteriormente se refiere al cuidador profesional, estas medidas de protección, higiene y desinfeccion deben seguirlas igualmente los familiares que se hagan cargo de un posible contagiado. Si un caso leve o una persona con síntomas de contagio de coronavirus pero sin confirmación está siendo atendida en el domicilio por un familiar, el cuidador que entre en contacto con ella debe preservar su propia salud atendiendo escrupulosamente a lo desarrollado en los puntos anteriores.

A %d blogueros les gusta esto: