La plataforma sindical formada por USO, CCOO y UGT ha llegado a un principio de acuerdo con  la patronal de supermercados para firmar el nuevo Convenio del Comercio Minorista del Principado de Asturias y poner fin a las acciones reivindicativas, que tuvo su culmen en la huelga de diciembre. El contenido del acuerdo ha sido explicado en una asamblea de trabajadores en Gijón.

En estos días, desde el último desencuentro en el Sasec, ha habido discretas reuniones de acercamiento entre ambas partes, en las cuales se han conseguido nuevos logros que han hecho posible aceptar la propuesta definitiva. En aquella última reunión en Mediación, la oferta había sido: en cuanto a los salarios, una subida del 1,5% en 2019; 2,15% en 2020; 2,53% en 2021; y 2,5%+IPC en 2022 y en 2023; dos días más de vacaciones; otros seis días de permiso de lactancia -de 11 a 17-; y acuerdo de subrogación en el caso de cambios de grupos, como ya han padecido, por ejemplo, los antiguos trabajadores de El Árbol.

Después de las últimas conversaciones, “habrá un día más de libre disposición que no coincida con Navidades; que el trabajador pueda elegir entre festivos compensados con descansos -como hasta ahora- o pagados; los permisos remunerados, como por fallecimiento, computarán desde el primer día laborable; y el compromiso de crear una comisión de trabajo con fechas marcadas, para evitar así que la negociación del siguiente convenio comience tarde y se enquiste”, enumera Manuel Suárez, responsable de sector de minoristas de FS-USO-Asturias.

Suárez, miembro de la mesa negociadora, recalca que “es un buen acuerdo. A pesar de no haber conseguido en este convenio todas nuestras reivindicaciones, sí hemos alcanzado varias y hemos logrado otras diferentes. Era el momento de cerrar el conflicto, pues una huelga en este sector supone mucho esfuerzo por parte de toda la plantilla”.

A %d blogueros les gusta esto: