Los trabajadores que prestan el servicio a bordo de los trenes de larga distancia y AVE de Renfe a través de la empresa Ferrovial han llevado hoy su protesta a las puertas del Congreso. Más de 200 se han dado cita en las Cortes para hacer entrega de un manifiesto a todos los grupos parlamentarios, pidiendo que la empresa pública de transporte ferroviario no mantenga en ERTE a 2.000 trabajadores mientras los trenes vuelven a ir al 100% de su capacidad.

“Estamos convencidos de que nuestra labor es muy necesaria y pedimos a Renfe que recapacite sobre la importante de la tripulación a bordo de los trenes. Es un medio de transporte que lleva más de 300 personas por trayecto, más de 600 en función del servicio. Ya no es solo cuestión de ofrecer catering, sino, sobre todo en estos tiempos tan delicados, prestar seguridad: velamos por que se sigan las reglas, las medidas de seguridad. Lejos de ser accesorios, somos cada día más indispensables”, reivindica Alejandro Menéndez, delegado de USO en Ferrovial-Renfe.

El secretario general de USO, Joaquín Pérez; la secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral, Sara García; y la secretaria general de USO-Madrid, Concepción Iniesta, han acompañado a la sección sindical de USO en Ferrovial en encuentros a pie de Congreso con los diputados de Partido Popular, Ciudadanos y Más País. PSOE y Unidas Podemos han recibido a los delegados en el interior del Parlamento.

A %d blogueros les gusta esto: