En  la encuesta de ARHOE sobre conciliación muestran que las tareas de cuidado son cosa de mujeres. Son ellas las que han dedicado más tiempo a la crianza de los hijos y a las tareas domésticas durante la pandemia

Las tareas de cuidado siguen siendo un asunto de mujeres. Los datos obtenidos de la encuesta ¿Cuánto tiempo tienes para tus hijos/as? de ARHOE-Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles así lo demuestran.

Según los datos derivados de la encuesta de ARHOE, el trabajo en los hogares y el cuidado familiar sigue siendo realizado mayormente por las mujeres. Por ello desde la Secretaría de Formación Sindical e Igualdad de USO defendemos que hay que seguir haciendo pedagogía y seguir haciendo más visible que los hombres también tienen su papel dentro del hogar y las familias.

«Venimos de una educación en la que a las mujeres se las educaba en las tareas del hogar, mientras que a los hombres no. Aún quedan muchos restos de esa educación machista del pasado. Es necesario que, a través de la educación temprana, niños y niñas aprendan que cuando un hombre hace algo en casa o con los niños no ayuda a la mujer, sino que asume su parte de responsabilidad», apunta Dulce Moreno, secretaria confederal de Formación Sindical e Igualdad.

El objetivo de de la encuesta ¿Cuánto tiempo tienes para tus hijos/as? ha sido concienciar acerca de la necesidad de una mayor implicación de los progenitores (sobre todo de los padres), en el tiempo que pasan con sus hijos, y cómo la conciliación de la vida laboral y personal, y la corresponsabilidad son fundamentales.

Principales conclusiones de la encuesta ARHOE

  • La pandemia ha supuesto un cambio en las tareas de cuidado que ha afectado más a las mujeres (60,87%) que a los hombres (34,78%). Ellas han dedicado más tiempo a la crianza y a las tareas domésticas, lo que ha supuesto mayor estrés y cansancio.
  • Los progenitores están insatisfechos con el tiempo que dedican a sus hijos. El 60,13 % expresa que les dedican menos tiempo del que consideran necesario.
  • Casi el 80% de los progenitores han manifestado sentimientos negativos ante la incapacidad de dedicar a los hijos una atención adecuada (agotamiento, frustración, estrés o impotencia), frente al 15 % que se han mostrados positivos.
  • Los roles de género siguen muy implantados socialmente. Las mujeres expresan sentimientos negativos, en relación con el tiempo que pasan con sus hijos, en mayor medida que los hombres. Las mujeres se han sentido más cansadas y agotadas, estresadas e incluso culpables. Ellos, se declaran insatisfechos, frustrados, preocupados o apenados.
  • El 29,42% de las mujeres y el 29,03% de los hombres considera que el reparto de las tareas de cuidado y domésticas es poco o nada equilibrado. El 77,78% de los hombres considera que son las mujeres las más involucradas. Las mujeres manifiestan su mayor implicación en un 97,50%.
  • El 40,47% de los progenitores dedica menos de 2 horas diarias al cuidado y atención de sus hijos. Las mujeres están más presentes en las franjas de dedicación altas, siendo el 49,21 % las que emplean 3 horas o más, frente al 17,31 % de los hombres.
  • El trabajo, en mayor medida para los hombres, y el cansancio, el estrés, las tareas domésticas y la no adecuación de los horarios laborales a los escolares, para las mujeres, son los mayores obstáculos manifestados para alcanzar la conciliación y poder así dedicar más tiempo a sus hijos.
  • Un 98% de los progenitores sabe qué hacer para poder dedicar más tiempo a sus hijos. Además de organizando y planificando mejor el trabajo o contratando ayuda externa, más de un 37,91% dice que lo lograría desconectándose de algún dispositivo con pantalla y el 35,62%, renunciando al tiempo de ocio. El 26,80% piensa que repartir equitativamente las tareas con la pareja permitiría dedicar más tiempo a los menores.
  • Las madres y padres encuestados son conscientes de su situación y manifiestan querer emprender cambios en sus hábitos y contexto familiar. Un 28,85% de los hombres expresa su decisión de adoptar medidas, lo que supone un 4,97 % más que en 2019. En el caso de las mujeres, lo han declarado en un 26,77%.

De la encuesta también se desprende que, a raíz de la pandemia, se observa una creciente tendencia, por parte de las empresas, hacia los horarios flexibles y el teletrabajo. Los hombres son más los que manifiestan que sus empresas les facilitan esas medidas de organización del trabajo.

Entre las peticiones que hacen los progenitores al Gobierno y a las empresas se encuentran la flexibilidad horaria de entrada y salida; la adecuación de los horarios laborales a los escolares y facilitar el teletrabajo. Las mujeres piden al Gobierno y a las empresas educar para la igualdad y la corresponsabilidad; ayudas económicas para el cuidado de menores o dependientes; reducción de la jornada de trabajo durante las vacaciones escolares y salidas por emergencias o facilidad para la elección de vacaciones. Los hombres abogan, en mayor medida, por la desconexión digital o la reducción del tiempo de comida.

A %d blogueros les gusta esto: