La multinacional Transcom, una de las principales empresas de la patronal del sector de contact center, ha anunciado a la RLT su intención de despedir a más de 350 trabajadores y trabajadoras de los centros de trabajo que la empresa posee en Madrid y León. Las campañas afectadas son en un principio las de Orange, Banco Santander así como otra multitud de pequeñas campañas en donde han recolocado recientemente a parte de la plantilla.

Estas pequeñas campañas afectadas han servido para recolocar a personal con mucha antigüedad en la compañía, el cual posee condiciones laborales como la jornada completa y que Transcom quiere eliminar desde hace mucho tiempo de un plumazo.

Transcom es una compañía solvente y que presenta beneficios, por lo que desde USO no entendemos ni creemos que está justificada esta medida, sino que la misma responde claramente a una estrategia de la compañía de maximizar beneficios a costa de destruir derechos, condiciones laborales y empleo de manera innecesaria.

Este sería el cuarto ERE que Transcom hace en los últimos años, Transcom se ha enrocado maliciosamente en la política  de no asumir ningún sacrificio y a la primera de cambio y en cuanto puede elige como única solución y medida el mandar de manera forzosa  a sus trabajadores  y trabajadoras a cobrar la prestación por desempleo. Desde USO lucharemos para mantener los puestos de trabajo.

 

La próxima semana se constituirá la comisión negociadora y sabremos ya de una manera más detallada el volumen y la profundidad del ERE de Transcom en los centros de Madrid y León.

A %d blogueros les gusta esto: