Digitex Informática ha confirmado en el primer día del periodo de consultas del Expediente de Regulación de Empleo que quiere materializar que destruirá 451 puestos de trabajo en 7 de sus centros de trabajo situados en seis provincias españolas, un 15% de su plantilla. Las causas alegadas para este expediente son económicas, organizativas y productivas. Digitex Informática es una de las principales empresas del sector y fué fundada en 1989, aunque su actual dueño es la sociedad Italiana COMDATA SPA y cuenta con casi 3.000 trabajadores en plantilla distribuidos en nueve centros de trabajo. Digitex es proveedora y da servicio a grandes corporaciones como Iberdrola, Naturgy, Caixa Bank, Legálitas o Telefónica entre otras.

La empresa argumenta para justificar los despidos la caída de márgenes de negocio en un 30%, altos costes de gastos de personal o las previsiones de pérdidas millonarias en torno a los 12 millones al finalizar este ejercicio si no toma medidas.  Según Francisca García, Secretaria General de la Sección Sindical Estatal de USO en Digitex Informática “Aunque la gestión de la compañía ha sido nefasta durante los últimos años, estas causas no se sostienen, trabajamos a un ritmo inhumano cogiendo una llamada tras otra y sin parar, por lo que nada indica que el volumen de tráfico haya descendido, todo lo contrario, incluso hay plataformas en las que se ha solicitado ampliación de horas”.

Digitex Informática cambió a principio de año a gran parte de su cúpula directiva y de operaciones, la cual migró a otra empresa del sector, el grupo ABS, que adquirió a otra histórica del Contact Center, la empresa Extel.  Asimismo, Digitex ha llevado una política expansionista ya que ha comprado en los últimos años otras empresas del sector como CATSA o OVERTOP, poseyendo además plataformas de Atención en Sudamérica.  Apunta Francisca que “Este Despido Colectivo es totalmente inaceptable pues se basa en la restructuración que quiere hacer a toda prisa los actuales dueños y el fondo de inversión que está detrás, teniendo como principal objetivo  eliminar  el absentismo y cambiar el modelo productivo de la empresa a base de despidos  innecesarios que de otra manera no podrían realizar, en vez de invertir en mejorar tanto el clima laboral, muy degradado, como en potenciar la formación y el reciclaje profesional “. Añade también que desde USO “no entendemos que se haya acudido a la medida más radical, un ERE y la consiguiente destrucción de puestos de trabajo, en vez de estudiar y profundizar en medidas y procedimientos laborales menos traumáticos y por los que claramente se ha apostado desde el Gobierno en los últimos meses.”

A %d blogueros les gusta esto: