Más de doscientas personas se han concentrado este lunes para reclamar que 2.000 trabajadores el servicio a bordo de Renfe salgan del ERTE planteado por Ferrovial y para exigir un servicio a bordo de calidad en los trenes AVE y de Larga Distancia, teniendo en cuenta que el transporte ferroviario ha vuelto a la normalidad.

Unos 2.000 trabajadores del servicio a bordo de Renfe se encuentran inmersos en un ERTE porque la empresa pública se niega a restablecer los servicios incluidos en el precio del billete que pagan los viajeros, como la cafetería, el reparto de auriculares y la seguridad y asistencia a los clientes por parte de la tripulación.

“No sólo se trata de servir una bebida”, afirma Luis Miguel González, responsable del Sector Ferroviario en Madrid y delegado de USO en Ferrovial, “sin nosotros, los menores que viajen solos no estarán vigilados y acompañados; no podemos controlar ni ayudar en la subida y bajada de viajeros; nadie atiende las puertas; y, si pasase cualquier desgracia o un mínimo accidente o contratiempo, no hay nadie en el tren para asistir a los viajeros”.

La concentración ha tenido lugar en la Puerta del Sol y entre los asistentes se encontraban el secretario de Organización, Fernando Lago, y la secretaria de Formación y Salud Laboral, Raquel Bordoy.

GALERÍA DE IMÁGENES

ImagenImagenImagen

 

A %d blogueros les gusta esto: