La sección sindical de USO-Trace reclama unas instalaciones dignas por parte de la empresa. Más de 200 trabajadores desarrollan su trabajo desde hace siete años en unas dependencias de la cantera de Benzú, con la promesa de que sería un emplazamiento temporal hasta encontrar otro local más adecuado. Hangares y módulos de chapa mal acondicionados hacen las veces de vestuarios para los trabajadores.

“Nos dijeron que estaríamos aquí unos meses y ya llevamos siete años. Las condiciones son malas, además del peligro que supone estar bajo una cantera, aunque esté cerrada”, explica Juan Montoya, delegado sindical de USO en Trace Servicios Urbanos, empresa que explota la gestión de residuos en Ceuta.

“Le hemos trasladado a la empresa los muchos inconvenientes de salubridad que presenta este local, con el consiguiente riesgo para nuestra salud en el trabajo: respiramos polvo, la gravilla daña los cristales de los vehículos cuando están aparcados, y algunos trabajadores no tienen coche y les cuesta llegar hasta aquí porque no hay muchos servicios de autobús”, explica Montoya.

El Ayuntamiento de la Ciudad Autónoma se comprometió en su día a ofrecer una parcela adecuada a través de una concesión de terrenos, aunque Trace sea una empresa privada. “En la ciudad hay varias parcelas libres, por eso estamos intentando que alguna fuerza política pueda trasladar nuestras demandas laborales al Pleno de la Asamblea”, añade el delegado sindical de USO-Trace.

A %d blogueros les gusta esto: