Las empresas del Ibex-35 del sector del petróleo y la energía son las mejor clasificadas en cuanto a medidas contra la corrupción 

Continuando con el desglose del informe anual de empresas del Ibex-35 que este año está llevado a cabo el Observatorio de RSC, en el que USO ostenta la vicepresidencia, se ha presentado la parte relativa a la corrupción en las empresas del Ibex-35.

Pese a que la puntuación media en cuanto a transparencia haya mejorado en 2019 con respecto a 2018, situándose en un 29,14, la transparencia, tras los derechos humanos, son los apartados en los que peor puntuación obtienen las empresas. Por sectores, las mejor clasificadas en temas de transparencia y anticorrupción son las empresas relacionadas con el petróleo y la energía y las que peor, las del sector inmobiliario y de la construcción.

Tras el caso Villarejo en 2019, la CNMV instó a las empresas a reforzar sus controles y a mejorar la información pública sobre cómo han abordado presuntos casos de corrupción y depurado responsabilidades a nivel interno. Solo 21 de las 35 empresas del Ibex-35 tienen políticas anticorrupción pública, mientras que el resto no explica por qué no las tiene.

En cuanto a transparencia fiscal y la lucha contra la corrupción, el informe refleja que 19 de las 21 empresas que tienen políticas anticorrupción han establecido mecanismos que prohíben los sobornos. Tan solo 17 de ellas informan del obligado cumplimiento de anticorrupción en la cadena de suministro. Además, 9 de ellas mencionan expresamente el cese de la relación ante casos de corrupción confirmada y tan solo una de ellas informa de las consecuencias sobre el incumplimiento de políticas anticorrupción.

Otro de los aspectos que refleja el informe es que varias empresas llevan varios años con la misma auditoría y solo 11 de las empresas del Ibex-35 reflejan en sus informes la existencia de auditorias en materia de corrupción.

Quizás, el dato más alarmante de todos es que 15 de las empresas del Ibex-35 están presuntamente implicadas en 28 supuestos casos de corrupción en España o en otros países. Este dato pone de manifiesto la opacidad de las principales empresas del país, que se ve reflejado también en su transparencia. Y es que de las 24 empresas que son sujeto obligado de transparencia, tan solo 3 de ellas tienen en su web apartados de transparencia y ninguna de ellas informa sobe subvenciones y contratos públicos.

A %d blogueros les gusta esto: