USO defiende que no se instrumentalice la igualdad laboral

USO defiende que no se instrumentalice la igualdad laboral

USO critica que la igualdad laboral, un tema de importante trascendencia, no puede salir adelante sin un amplio consenso, sólo con las aportaciones de una parte de la realidad sindical de este país. Sin contar con otras organizaciones sindicales y sociales y, sin, ni siquiera, la firma de la patronal.

Este acuerdo, además de antidemocrático, ya que anula a la representatividad elegida libremente en los centros de trabajo, lo aboca al fracaso al no contar con el respaldo social y empresarial. Y es que la lucha por la igualdad laboral tiene que ir más allá de una foto, de lo meramente institucional o de lucir siglas. Debe ser de consenso y de todos.

En la coyuntura actual de destrucción y precariedad en el empleo, USO vuelve a reclamar que sólo con un compromiso común, tanto a nivel político, sindical y empresarial se conseguirá una igualdad real, y denunciará cualquier instrumentalización, discriminación o desigualdad en la materia en función de los agentes a los que quieren “dar permiso de existencia”

USO apuesta por un sistema público de dependencia y cuidados

USO apuesta por un sistema público de dependencia y cuidados

Las patronales ASADE y AESTE junto a los mal llamados “sindicatos más representativos” han presentado al secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, un plan de choque con medidas para implementar el sector de servicios para la dependencia y evitar la situación generada en las residencias por la covid-19.

En forma de reivindicaciones compartidas (recuperar la calidad de la atención; la mejora de la calidad en el empleo; adecuación de las categorías profesionales o la mejora de las retribuciones de los empleados), lo que se está haciendo es solicitar la bendición directa de la privatización de un servicio público, que debería ser una prioridad en las políticas estatales y autonómicas. Además, se deja muy de lado la defensa real de los trabajadores, de sus intereses y condiciones laborales más que mejorables, donde la precariedad, las enfermedades profesionales y los bajos salarios distan mucho de los fines que persigue esa plataforma sindico-patronal.

 

 

USO pide políticas sociales, familiares y de medidas de conciliación en la normativa post-covid

USO pide políticas sociales, familiares y de medidas de conciliación en la normativa post-covid

Han pasado cuatro meses largos desde las primeras medidas tomadas para hacer frente al coronavirus, pero siguen sin tenerse en cuenta la conciliación y el cuidado de los menores. Unos días antes del inicio del estado de alarma, comenzó el goteo de cierre de colegios en diferentes provincias. Una decisión sin precedentes que dejaba desprotegidas a miles de familias con ambos progenitores trabajando. Muchos de ellos tuvieron que improvisar, algunos tuvieron “suerte” al poder cambiar a modalidad de teletrabajo y otros muchos tuvieron que decidir, tal y como USO lleva denunciando desde entonces, entre trabajar o cuidar a sus hijos. Una decisión en este caso, que recae muy mayoritariamente sobre la mujer.

Los primeros días de incertidumbre enlazaron con tres meses de estado de alarma y cierre de colegios. Y, después, con las vacaciones escolares. Los que se aferraron a adelantar sus vacaciones, permisos acumulados u otras opciones han terminado por agotar las posibilidades. Ahora, afrontan el verano sin la capacidad de maniobra que otras vacaciones escolares les permiten.

Ya hay decreto de “nueva normalidad”, pero no contempla el agujero de la conciliación de estos tres meses en la economía familiar.

Reunión de Coordinación Técnica de la RLT de la Federación de Servicios de USO de Cruz Roja España.

Reunión de Coordinación Técnica de la RLT de la Federación de Servicios de USO de Cruz Roja España.

El pasado viernes se mantuvo una reunión de coordinación técnica con la representación legal de los trabajadores y trabajadoras de Cruz Roja España pertenecientes a la Federación de Servicios de USO.

A la videoconferencia se sumaron por parte de la Ejecutiva Federal de Servicios, Fernanda Correia, Secretaria de Acción Sindical y Salud laboral  y Ana Palacios, Secretaria de Igualdad, Comunicación y Formación. También participaron en la misma, Cristina Albaladejo, Técnica Confederal de Igualdad y Juan Manuel Lagarto, Asesor de Igualdad de la Federación de Servicios. Por parte de la RLT de Cruz Roja, Jorge Fernández, Delegado de Igualdad de Cruz Roja Asturias, Patricia Olivares de Cruz Roja  Baleares y Rosa Guerra de Cruz Roja Gran Canaria, integrante de la mesa negociadora del Plan de Igualdad, todas ellas, personas adscritas a la Federación de Servicios.

La reunión tuvo como principal objetivo dar a conocer los avances en el diagnóstico que tendrá como fin el proceder a la elaboración del IV Plan de Igualdad de Cruz Roja España y establecer lazos de unión más estrechos entre los distintos territorios donde USO tiene representación.

Dicha reunión de coordinación con la RLT, abordó entre otros, temas de acción sindical e igualdad para identificar e intercambiar experiencias sobre la situación actual, de los delegados y delegadas de USO en la Cruz Roja España.

Desde la Federación de Servicios se continuará trabajando de forma coordinada con toda la RLT a nivel nacional con el objetivo de identificar las necesidades, las prioridades y los avances en las acciones sindicales en materia de igualdad.

Prórroga de las ayudas para la vivienda habitual y suministro de luz de colectivos vulnerables

Prórroga de las ayudas para la vivienda habitual y suministro de luz de colectivos vulnerables

El último Real Decreto-ley sobre reactivación de la economía, que centraba buena parte de su articulado en medidas seguridad y sostenibilidad económica para el transporte, contiene también la prórroga de políticas y ayudas a la vivienda y energía de colectivos vulnerables.

Las medidas económicas y sociales en el ámbito de la vivienda, que permiten garantizar la protección de las familias y de colectivos vulnerables, modifican el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptaban medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al covid-19. El principal cambio es el ámbito temporal, pues los plazos de protección iban a finalizar en breve. También afecta al RD-ley de 17 de marzo que regulaba las ayudas para garantizar los suministros energéticos.