Día mundial de la prevención del suicidio

Día mundial de la prevención del suicidio

 

Más de 800 000 personas mueren cada año en el mundo por suicidio, segunda causa de muerte entre 15 y 29 años. El suicidio puede prevenirse. En el Día Mundial de la Prevención del Suicidio reclamamos priorizar la prevención del suicidio en la agenda global de salud pública, en las políticas públicas y concienciar acerca del suicidio como una cuestión de salud pública.

La prevención del suicidio sigue siendo un desafío universal. Cada año, el suicidio se encuentra entre las 20 principales causas de muerte a nivel mundial para personas de todas las edades. Es responsable de más de 800.000 muertes, lo que equivale a un suicidio cada 40 segundos.

Cada vida perdida representa a la pareja, hijo, padre, amigo o colega. Por cada suicidio aproximadamente 135 las personas sufren un dolor intenso o se ven afectadas de otra manera. Esta asciende a 108 millones de personas por año que están profundamente impactado por el comportamiento suicida. El comportamiento suicida incluye suicidio, y también abarca la ideación suicida y el suicidio intentos. Por cada suicidio, 25 personas se suicidan intento y muchos más tienen pensamientos serios de suicidio.

El suicidio es el resultado de una convergencia de factores genéticos, factores de riesgo psicológicos, sociales y culturales y otros, a veces combinado con experiencias de trauma y pérdida. Las personas que se quitan la vida representan una heterogeneidad grupo, con causas únicas, complejas y multifacéticas influencias que preceden a su acto final. Tal heterogeneidad presenta desafíos para los expertos en prevención del suicidio. Estos desafíos pueden superarse adoptando un enfoque multinivel y cohesivo para la prevención del suicidio.

A menudo es posible prevenir el suicidio y todos nosotros somos clave en su prevención. Nosotros podemos marcar la diferencia como miembros de la sociedad, como niños, como padres, como amigos, como colegas o como vecinos. Hay muchas cosas que se pueden hacer diariamente, y también en el Día Mundial de Prevención del Suicidio (WSPD), para prevenir el comportamiento suicida. Se crear conciencia sobre el problema, informando a sí mismo y a los demás sobre las causas de suicidio y señales de advertencia de suicidio, hay que mostrar compasión y cuidar de los que están en peligro en nuestra comunidad, preguntar el estigma asociado con el suicidio, la conducta suicida y problemas de salud mental.

Aquí os dejamos estos enlaces de interés sobre esta materia.

https://www.iasp.info/wspd/

http://www.who.int/mental_health/prevention/suicide/wspd/en/

http://telefonodelaesperanza.org/noticias/view/7374/nota‐prensa‐dia‐prevencion‐ suicidio‐2015

 

Programa de empleo y asesoramiento a personas inmigrantes de la USO

Programa de empleo y asesoramiento a personas inmigrantes de la USO

El programa de empleo y asesoramiento a personas inmigrantes ha seguido funcionando durante todo el estado de alarma, resolviendo las dudas en materia sociolaboral de las personas inmigrantes, y adaptando los talleres y la formación a las restricciones de la pandemia por el coronavirus.

Así, USO abrió en el primer semestre 113 itinerarios de personas que quieren encontrar un empleo, 65 mujeres y 48 hombres. Esto supone haber alcanzado la mitad de los objetivos para todo 2020, a pesar de las dificultades.

Pero el asesoramiento y acompañamiento individual de estas personas no es lo único que USO puede hacer por la integración sociolaboral de la inmigración en el marco de este programa. Te resumimos lo que USO puede hacer por ti y algunas de las actividades llevadas a cabo en esta edición.

Violencia de género y violencia doméstica, en cifras

Violencia de género y violencia doméstica, en cifras

En 2019 se presentaron un total de 15.744 denuncias por violencia doméstica en los Juzgados de Instrucción y 1ª Instancia, según el Consejo General del Poder Judicial, y 166.936 denuncias por violencia de género en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer.

Desde 2012 hasta 2019, el número de víctimas de violencia doméstica ha sido de 145.380 mujeres y hombres, y el número de víctimas de violencia de género han sido 1.135.267 mujeres.

ambién supone violencia doméstica la que se ejerce sobre personas que se encuentran sometidas a custodia o guarda en centros públicos o privados, como en el caso de las residencias de personas mayores o con discapacidad.

Supone la comisión de un delito regulado en al artículo 173 del Código Penal, dentro del Título VlI, dentro de los delitos de torturas y contra la integridad moral.

El número de víctimas de violencia doméstica en 2019 ha aumentado con respecto a 2018. Si en 2018 se tuvo conocimiento de 15.932 víctimas, en 2019 esta cifra aumentó hasta los 16.712.

En cuanto a la variación en el número de víctimas, todos los años ha existido un descenso del número de víctimas de violencia doméstica, salvo en 2017 y 2019, año en el que se ha dado un aumento del 4,90% en el número de víctimas.

Los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial de 2019 nos dicen que la mayoría de las víctimas de la violencia doméstica son mujeres. Concretamente, el 57% son mujeres y el 43%, son hombres. Por edades, el 51% de las víctimas son mujeres mayores de edad; el 38% son hombres mayores de edad, el 6%, son mujeres menores de edad y el 5%, hombres menores de edad.

En cuanto a las personas denunciadas por violencia doméstica en los Juzgados de Instrucción y 1ª Instancia en 2019, la mayoría son hombres (64%), principalmente de origen español (53%). Las mujeres denunciadas en 2019 suponen el 36% del total.

USO defiende que no se instrumentalice la igualdad laboral

USO defiende que no se instrumentalice la igualdad laboral

USO critica que la igualdad laboral, un tema de importante trascendencia, no puede salir adelante sin un amplio consenso, sólo con las aportaciones de una parte de la realidad sindical de este país. Sin contar con otras organizaciones sindicales y sociales y, sin, ni siquiera, la firma de la patronal.

Este acuerdo, además de antidemocrático, ya que anula a la representatividad elegida libremente en los centros de trabajo, lo aboca al fracaso al no contar con el respaldo social y empresarial. Y es que la lucha por la igualdad laboral tiene que ir más allá de una foto, de lo meramente institucional o de lucir siglas. Debe ser de consenso y de todos.

En la coyuntura actual de destrucción y precariedad en el empleo, USO vuelve a reclamar que sólo con un compromiso común, tanto a nivel político, sindical y empresarial se conseguirá una igualdad real, y denunciará cualquier instrumentalización, discriminación o desigualdad en la materia en función de los agentes a los que quieren “dar permiso de existencia”